Longines Future Tennis Aces en Roland Garros: el juego de su vida

Haga un esfuerzo por recordar los momentos que en su niñez marcaron la vida de entonces y la de hoy. Quizás fue la entrega de algún reconocimiento, un viaje, la primera vez que experimentó llegar a la escuela o quizás hasta el cambio de casa, su primer beso o su primer trofeo con su equipo de alguna disciplina, lo cierto es que quedan con tinta indeleble marcados para toda su vida y algunos afirman que estarán presentes en varios de sus momentos adultos.

Longines Future Tennis Aces es precisamente eso, durante 10 años ha creado campeones de corazón, atletas en potencia y ha dado lecciones tanto a los ganadores del torneo como a los que en el camino han participado, a todos les ha cambiado la vida. He podido ver de primera mano cómo las familias apoyan a sus hijos en el desempeño deportivo y contratar las distintas culturas de los países participantes en este torneo.  Las caras de las mamás, los papás y hasta los hermanos, el nerviosismo de todos los niños y niñas participantes, la ambición por ganar y la humildad del compañerismo, el respeto del deporte y la sencillez para aceptar las realidades de la vida, a veces fruto de entrenamientos más estrictos y en ocasiones resultado de cómo el deporte se juega y puntea. Es increíble cómo en el tennis unos centímetros son la diferencia entre ganar o perder, entre arrancar lágrimas y subir en las manos la copa más preciada de tu vida.

Y esto cuando eres niño es, sin duda, uno de los momentos que marcan toda tu vida, ya sea de estudiante, hijo, tenista o compañero.

He visto a las familias luchar económicamente por asistir a eventos deportivos para que sus hijos puedan demostrar lo que puedan hacer en el país, escuchar cómo su lucha es diaria, llevarlos a clase pero también a cumplir cuatro horas de entrenamientos, estar atentos a torneos y buscar los lugares que sigan la carrera de sus hijos, una actividad que les estresa y que les ilusiona, un trabajo que nace de la capacidad de sus pequeños tenistas, pero que también tiene sus dolorosos fracasos y dulces triunfos.

 

Los mexicanos: los mejores

Este año conocimos a Alessandra Marín y a Máximo Llamas, ambos considerados de los mejores en México, ellos cuentan con lo necesario para que Longines los considerara como los ganadores para asistir a Roland Garros Longines Tennis Aces, ello son muchas veces valorados por sus oponentes en territorio nacional como los fuertes rivales que nadie puede vencer y afortunadamente este es un juego que demuestra que todo puede pasar y que en el tennis el carácter, la disciplina, la mente y la madurez salen a relucir en cada rincón de la cancha.

 

 

 

La semana Roland Garros

Al haber leído esta nota usted sabrá que Rafael Nadal ha ganado Roland Garros 2018, convirtiéndose en su victoria número 11 en este torneo que se juega en arcilla. Difícil, un gran atleta y una vida va en cada pelota que saca o contesta, en cada movimiento está su fortaleza construida desde niño.  Pues, así como empezó él, en el Longines Tennis Aces, el fin de semana de inicio del torneo –son dos semanas enteras de eventos-, los mejores niños en el tennis de cada país invitado asisten a la justa de su vida, al momento que marcará su carrera y que puede catapultarlos hacia el siguiente nivel, aunque no sean los ganadores absolutos, aquí es cuestión de entereza y llegar, ganar es un lujo.

Imagine su pasión sea el tennis, ahora imagínese de niño, habiendo pasado entre 5 a 6 años de su vida ganando y perdiendo, jugando y entrenado, quizás llorando y sonriendo, viendo a sus ídolos en las distintas canchas del mundo… ahora imagine que ese niño está en una cancha de arcilla –difíciles de encontrar en el país-, una superficie mítica y retadora, al mismo tiempo imagine que llega a París y la ciudad está volcada al tennis, todo es Roland Garros, desde la publicidad, promoción, turistas enfocados al cine, todas las vitrinas hablando de temas de este deporte y usted con su maleta y su bolsa de raquetas llegando a jugar. Sube el elevador y se baja en el primer piso de su primer destino, la rifa de jugadores para saber contra quién va, se va a dormir sabiendo quién será su contrincante y dimensionando dónde, con quién y qué le espera al siguiente día.

Toma su raqueta, lanza su pelota al aire para el primer saque de su partido asignado y lo que ve es la torre Eiffel a lo alto, que es donde realmente está su cancha autorizada y construida especialmente en la experiencia Roland Garros,  donde –por cierto- se batirá con jugadores de su edad, en arcilla y con un público internacional, prensa y celebrities como sus ídolos, puede voltear entre punto y punto y ver a su familia o entrenadores, pero de igual forma a personalidades como André Agassi. Cuando termina el día sus contrincantes se convierten en sus amigos, París en la experiencia de su vida, la arcilla en la nueva dimensión del tennis y se convierte en el embajador de México en el selecto grupo de niños que sin duda son lo mejor de cada país.

 

Longines y el tiempo

Así comprenderá que su misión de atleta y tenista es distinta a la que imaginaba cuando le anunciaron que iba al Longines Tennis Aces, que el tiempo que vive es, sin duda, especial y que alentará cada uno de sus juegos en el futuro. Imagine, jugar en arcilla que no llega a ser tan común para ciertos clubes de tennis, jugar en París, estar son sus estrellas y además dormir y despertar sabiendo que vienen más puntos que lograr.

Hoy los mexicanos, tanto ella como él, traen un mensaje de profesionalismo a todos sus contrincantes mexicanos donde el tennis mundial exige y paga todas las horas y formación que se le da a diario, y han llevado un mensaje de México a la comunidad que han tocado con su carisma, convivencia y juego.

 

Longines así lleva 10 años haciendo historias inolvidables, hoy pude conocer a campeones de ediciones pasadas de este torneo que hoy van viento en popa en su carrera tenística, chicos que fueron marcados por estas canchas de arcilla parisina que se preparan con un gran arte, y que hoy aprovechan cada torneo que los lleva a su etapa profesional. Qué mejor que hacer esto como empresa, ver crecer a atletas, tocar la vida de las familias, apoyar en el momento preciso y llevar todos los triunfos futuros marcados por el Longines Tennis Aces, un lugar que resulta un sueño, un reto y un tiempo único que marcara todos los minutos horas y segundos de la vida futura y se impregna en cada punto que estos niños vivan hacia su siguiente etapa. Sin duda, de aquí saldrá el próximo Nadal, sin duda los mexicanos cambiarán la visión de sus compañeros en México y exigirán a sus torneos y a su disciplina diaria mucho del rigor aprendido en Francia…

Watches World se congratula de ver estas historias de primera mano, de ver la mirada del punto donde se pierde un partido, pero las sonrisas donde inician vidas de nuevos tenistas, la humildad del deportista y el rigor de las reglas del juego… El Longines Future Tennis Aces toca vidas y llevar un reloj en el pulso de esta manufactura no hace sino recordarnos que la vida es de momentos especiales, de tiempo vestido de sentimientos, de un continuo luchar y aprovechar este tiempo… qué mejor que su innovación con el VHP, uno de los cuarzos más exactos del mercado o un Longines Conquest edición especial, por cierto, estos lucían en las muñecas de todos los niños pues recibieron uno por su participación, una sensación especial ver a esta generación portando relojes mecánicos, en variedad de ocasiones en el torneo, como parte de su equipo para jugar el ¡juego de su vida!

 

Acerca de 

Fundador de Watches World y varias publicaciones impresas, programas de radio y televisión.
Ha escrito durante 14 años sobre relojería, entrevistando a los ejecutivos más notables y dueños de las casas relojeras.
Fundador de medios impresos dedicados a la relojería de alto nivel. Recurrente visitante de las famosas ferias relojeras de Ginebra y Basilea en Suiza.
Viajero incansable, periodista de vocación y amante de los autos, motocicletas y relojes.

One Response

  1. Dora

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: