Jaeger-LeCoultre Polaris llega a México

La celebración inició en el SIHH 2018, y es que 50 años más tarde, regresa el emblemático Memovox Polaris de 1968, una pieza que sentó precedente de funcionalidad y carácter, pero que está lista para repetir…

Sin embargo, de la línea destaca una colección completa que va desde un tres manecillas y un crono automático, hasta un cronógrafo de horas mundiales, un fechador y un Polaris Memovox que celebra los 50 años de la leyenda.

La colección Polaris conjuga el saber hacer de Jaeger-LeCoultre en materia de Alta Relojería, que se manifiesta en la producción de todos los movimientos mecánicos en interno, con la robustez, la estética y la elegancia deportiva exigida por el hombre de hoy.

Desarrollados con un espíritu atemporal bien delineado, la nueva colección reúne los códigos de deportividad y elegancia a partir de diferentes elementos en sus acabados. El granallado sobre el contorno realza la pista de las horas y de los minutos; por último, un tratamiento opalino destaca el bisel interior giratorio. Además, números árabes asociados a índices aplicados y tratamientos Super-LumiNova® que ofrecen una legibilidad máxima, se conjuntan para dar un resultado magnífico.

Jaeger-LeCoultre se rinde tributo al hombre actual 

La marca enfoca su nueva colección a las necesidades de los hombres contemporáneos. Es por ello que traza una pieza en la cual las líneas y el confort son ideales para acompañar la manera en la que vive el caballero de nuestros tiempos.

Estética

Esta nueva línea ofrece lo mejor de la tradición de La Grande Maison y su inquietud por el detalle mediante una selección de relojes llenos de contemporaneidad dotados de un sutil toque vintage. El desarrollo de la carátula hace uso de diferentes acabados en tres diferentes niveles de círculos concéntricos. Acabado soleil para el centro en honor al Memovox Polaris Origina, un granallado sobre el contorno que realza la pista de las horas y minutos, mientras, un tratamiento opalino que destaca por el bisel interior giratorio. El dial luce el logotipo de Jaeger-LeCoultre aplicado, así como digitales arábigos asociados a los índices d trapecio tradicionales. Asimismo, las agujas están dotadas de Super-LumiNova® color vainilla en homenaje al Memovox original. El resto está desarrollado en color verde vibrante.

También te puede interesar   Andre Agassi, Embajador Longines de la Elegancia

Jaeger-LeCoultre Polaris Automatic

Desarrollado mediante los códigos emblemáticos de la colección, sus dos coronas facilitan la manipulación tanto de las horas como del bisel interno, inspirada en los relojes de buceo. Su extensión es de 40 mm de diámetro y está hecho en caja de acero inoxidable

Jaeger-LeCoultre Polaris Chronograph

Desarrollado en un robusto diámetro de 42 mm para la caja, el calibre de manufactura 751 dota al conjunto de 65 horas de autonomía, además de ofrecer las indicaciones de las horas, minutos, segundos y cronógrafo con escala taquimétrica. La referencia puede ser solicitada con carátula negra o azul océano y luce tratamientos: soleil, granallado y opalino. Postdata, una versión más en caja de oro rosa se ofrece con la misma esencia, pero en este metal precioso cargado de elegancia.

También te puede interesar   Mido Multifort GMT, el reloj para el viajero frecuente

Jaeger-LeCoultre Polaris Chronograph WT

Ideal para el hombre que tiene más millas que noches en casa, se trata de un reloj construido con base en la excepción técnica de la Casa. Porta el calibre 752 de la Maison, un motor de remonte automático y que se acopla a una caja de titanio de 44 milímetros de extensión. Su autonomía es de 65 horas de reserva y ofrecerá la posibilidad de conocer el tiempo en los 24 husos horarios mayormente aceptados por el planeta. La carátula es negra o azul, según su selección, con tratamientos soleil, granallado y opalino.

Jaeger-LeCoultre Polaris Date

Inspirado en el emblemático Polaris de hace 50 años, luce una caja de 42 mm de diámetro y ofrece la indicación de las horas, minutos, segundos y fechador con autonomía de 38 horas producto del calibre mecánico automático de manufactura 899/1. Hermético hasta los 200 metros, esta pieza se ofrece con carátula negra y los acabados anteriormente mencionados.

También te puede interesar   Skin Irony, la colección futurista de Swatch

Jaeger-LeCoultre Polaris Memovox 

Con edición limitada a 1000 piezas, este reloj recupera las funcionalidades icónicas del emblemático Memovox de hace 50 años. Sin embargo, se ofrece con todas las adiciones tecnológicas de nuestros tiempos. Dotado de un par de coronas, una modifica la indicación central que hará resonar el sistema de alarma a la hora deseada. Esta pieza está dotada de un calibre mecánico automático 956, un mecanismo de sonería con timbre, una trotadora y un sistema de cambio instantáneo de fecha. Se abraza al pulso mediante una nueva correa de caucho color negro y es hermético hasta los 200 metros o su equivalente en presión. Su autonomía alcanza las 44 horas y luce Super-LumiNova® color vainilla en sus indicadores.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: