Esqueletados, mecanismos al desnudo

Por: Mariana Valtierra y Zazil Barragán 

Un reloj esqueletado se refiere a un movimiento esqueletado, es decir: aquel cuyo calibre ha sido trabajado de manera artesanal o en una línea de producción, a fin de eliminar sustancia de la platina y puentes del mismo. Esto se ha realizado desde hace siglos para añadir valor estético y mecánico al cliente final, que disfruta del trabajo del orfebre dedicado en estos componentes.

Esqueletar un calibre sugiere un reto titánico, ya que al eliminar masa del calibre se puede afectar la solidez del mismo, por lo que actualmente se calibran las tolerancias para ejecutar la remoción de metal sin incidir en la precisión general del reloj.

Generalmente a este tipo de piezas se les colocan dos cristales de zafiro, para que el propietario admire el trabajo realizado, no obstante, existen configuraciones que juegan con una carátula semi-desnuda, y añaden agujas caladas para completar la experiencia visual.

Tank Louis Cartier Esqueleto Zafiro1

El nivel de esqueletización de la pieza dependerá del dominio artesanal de cada firma relojera, y a medida de que el trabajo sea más complejo será más costoso para el comprador, pero sin lugar a dudas más exclusivo.

Swatch Group desarrolló un sistema de esqueletización en serie que ha potenciado la venta de este tipo de piezas a un público más amplio, y podemos observar ejemplos tanto en RADO y TISSOT como en Hamilton.

TAG Heuer transformó su calibre 1887 en Heuer 01, añadiendo acabados esqueletados a este motor, y maximizando su espectacularidad mecánica, mientras que, por otro lado, Vacheron Constantin, Jaeger-LeCoultre, Audemars Piguet, y Casas de enorme tradición relojera son expertas en el arte de la esqueletización a mano, añadiendo acabados de alta relojería y grabados espectaculares, sumamente desafiantes para los artesanos.

Este tipo de relojes podrán montar un calibre de carga manual y automática, los hay también de cuarzo; ultraplanos y con complicaciones serán encontrados en la oferta relojera de Alta Gama, por lo que a menudo notarán un incremento considerable en una pieza esqueletada contrario a un mismo reloj cuyo calibre y masa han sido respetados. Sin lugar a dudas se ha despertado un debate para incluir o no a la esqueletización dentro de las complicaciones relojeras, en Watches World preferimos nombrarle como una complicación estética, ya que no añade información alguna, pero sí espectacularidad al conjunto.

A continuación nombramos algunos ejemplos de relojes esqueletados, descubra junto con nosotros, las diferencias prácticas en cada pieza sugerida.

Bvlgari– Octo Finissimo Skeleton

Su construcción calada permite al portador dar un vistazo a su movimiento ultra delgado que vive dentro de una caja de acero de 40 mm de diámetro y 5,37 mm de ancho. La carátula está rodeada de un bisel en oro rosa que combina con la corona. El recubrimiento negro de la platina y los puentes contrastan con el resto de los componentes. Su calibre de carga manual 128SK goza de una reserva de marcha de 65 horas.

Chronoswiss– Timemaster Chronograph Skeleton

La versión esqueletada de un cronógrafo deportivo nació con esta pieza que destaca por su movimiento decorado y finamente calado. Con una caja de 30 mm de diámetro en acero inoxidable y un bisel con DLC (carbono con diamante) crea un espectáculo visual como ninguno otro. Su movimiento C.741 S late a una frecuencia de 4 Hz y cuenta con una reserva de marcha de 46 horas. Su rotor incorpora acabados Côtes de Genève.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Roger Dubuis– Excalibur Spider

Una edición limitada de 188 unidades que funciona a través de un movimiento RD01SQ esqueletado de cuerda manual y reserva de marcha de 50 horas, con doble tourbillon volante para añadir precisión. Todo se aloja dentro de una caja de 47 mm de titanio con tratamiento DLC negro. Los detalles rojos en aluminio resaltan el impacto deportivo de su diseño tipo velocímetro de automóvil.

Blancpain– Villeret Squelette 8 Jours

Una caja de 38 mm en oro blanco resguarda un calibre de cuerda manual 1333SQ completamente abierto y decorado para ser visible a través de los dos cristales de zafiro en la parte anterior y posterior de la pieza. Su diseño es ligero, libre y repleto de armonía y transparencia. El principal reto de la firma al concebir este reloj fue alcanzar el balance perfecto entre robustez y delicadeza en una sola pieza.

Breguet– Tourbillon Messidor 5335

Esta referencia en oro rosa de 18 quilates cuenta con tourbillon que contrarresta los efectos de la gravedad y le añade precisión, además de que en él se exhibe el segundero y sus puentes son invisibles. Su movimiento es de carga manual y tiene un diámetro de 40mm. Disponible con brazalete de oro, platino o correa de piel.

Chopard– L.U.C XP Skeletec

Inspirado en el primer calibre esqueletado de la firma, esta referencia en oro rosa de 18 quilates se aloja dentro de una caja ultra plana con carátula abierta que revela el mecanismo de carga automática L.U.C 96.17-S. Su frecuencia de 4 Hz garantiza fiabilidad y precisión a cada una de las 288 piezas de edición limitada.

Hamilton– Jazzmaster Skeleton Lady

El estilo esqueletado se evoca en una versión femenina de movimiento automático H-20-S que acompaña los detalles más contemporáneos en una composición que incluye una masa oscilante calada y motivos “H” presentes en piezas que recuerdan la tradición de Hamilton. Para sujetar la pieza a la muñeca, se incorpora una correa de piel café que añade elegancia y exclusividad al conjunto.

jazzmaster skeleton lady

Hublot– Big Bang Unico Sapphire All Black

El total black style del reloj forma un balance ideal con la transparencia y la tendencia esqueletada que deja al descubierto todos los rodajes del calibre de fabricación interna HUB 1242 Unico con tratamiento PVD.  Al gozar de un movimiento totalmente visible, es posible admirar su rueda de columnas situada del lado de la carátula, claro está, en medio de un paisaje oscuro integral que llega hasta la correa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jaeger-LeCoultre- Reverso Tribute Gyrotourbillon 

Una obra maestra tan elegante como sofisticada que guarda en su interior un gran número de sorpresas que son visibles a través de su carátula abierta. Este modelo en platino está disponible únicamente en 75 piezas y lo mejor de todo es que ahora es 30%  más delgado que su predecesor. En él destacan los trazos finos y gruesos del movimiento esqueletizado.

Patek Philippe 5180/1G-010– White Gold

La firma ofrece un vistazo a su tradición con esta referencia de movimiento automático ultra delgado calibre 240 con mini-rotor de 22 quilates en oro integrado. Los detalles grabados a mano construyen la composición del reloj visible directamente desde la carátula. Con una reserva de marcha de 48 horas y una frecuencia de 3 Hz, este reloj se posiciona como un hito dentro de la categoría de esqueletados de la Alta Relojería.

Perrelet– Turbine Skeleton

Perrelet apuesta por el desafío al diseñar el Turbine Skeleton, un reloj que combina una rueda de aluminio de 10 palas con su movimiento esqueletado. El atractivo de esta magnífica pieza se visualiza a través del movimiento esqueleto a través de la turbina situada sobre la carátula que gira libremente a toda velocidad.

TAG Heuer–Carrera Heuer 01

Un cronógrafo automático de Manufactura extremadamente llamativo para el comprador más audaz y estricto. El nuevo diseño del Carrera Heuer 01, revela los controles del cronógrafo y disco de fecha abierto a un costado de la carátula. El fondo de la caja muestra el mecanismo de la rueda de pilares roja y el puente del cronógrafo esqueleto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

TISSOT– T-Complication Squelette

El Tissot  T-Complication Squelette revela los secretos más ocultos de la firma al dejar a la vista el movimiento calado que da vida a la pieza más meticulosa. Las conexiones que se establecen dentro del reloj podrán ser apreciadas a través de la carátula. Los acabados de lujo y el diseño contemporáneo encajan a la perfección con un hombre tradicional.

Ulysse Nardin– Skeleton Tourbillon Pearl

Los diminutos y reducidos materiales que conforman el reloj brindan una ligereza extrema a esta referencia. El calibre UN-170 in-house parece flotar en el aire cautivando la vista de cualquiera, además de complementarse con acabados madreperla y una cantidad abundante de diamantes en la carátula, bisel, corona y puente.

Zenith– Pilot Type 20 Skeleton

Más de 200 horas de trabajo manual fueron las necesarias para dar vida al Pilot Type 20 Skeleton, un reloj dedicado a la precisión y al misterio del calibre esqueletado de Alta Relojería. Zenith ofrece un legendario calibre de bolsillo inspirado en los famosos relojes de aviación de la marca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Audemars Piguet– Royal Oak Doble volante Esqueletizado

Arte y arquitectura son los principales elementos que conforman el Royal Oak Doble volante Esqueletizado. La geometría patentada del nuevo Dualbalance brinda mayor precisión y estabilidad. Por este motivo, Audemars Piguet ha dejado a la vista de todos un movimiento totalmente esqueletado por ambos lados del reloj. Toda una obra de arte y precisión.

Cartier– Clé

Con el característico ingenio de la firma surge el primer movimiento esqueleto automático de Cartier. El calibre 9621 MC fue creado para imponer personalidad a partir de sus números romanos y estructura calada en su apariencia que crea un vínculo estrecho entre plenitud y vacío con una vitalidad orgánica que se logra a partir de la innovación y el desafío. Entre las victorias de esta referencia se encuentra el haber logrado tornar la masa oscilante invisible, haciendo notar una vez más el liderazgo de Cartier al crear piezas misteriosas y enigmáticas.

Piaget– Piaget Emperador Tourbillon Skeleton Cushion-Shaped

Su caja de 46,5 mm en oro blanco de 18 quilates está cubierta de un cristal de zafiro en la parte delantera y posterior. Su movimiento mecánico ultra-plano 1270S skeleton obtiene la energía por medio de una masa oscilante de platino. Todo unido a su arquitectura delicadamente calada y organizada para cautivar la vista.

Bell & Ross–BR-X1 Carbon Forgé®

Un esqueletado de naturaleza deportiva que habita en una caja de 45 mm de diámetro Carbone Forgé® de grado 5 de titanio con insertos de caucho. Su cristal de zafiro en ambas caras permite ver su mecanismo y detalles como índices en appliqué metal con Superluminova®. Las agujas caladas completan la naturaleza abierta de la referencia.

Oris– Artix Skeleton

La firma retoma elementos de la relojería clásica con tendencias contemporáneas que ahora se incorporan en un movimiento esqueletado con componentes cromados en negro y diferentes tonos de gris para otorgarle a la referencia un acabado tridimensional. El Oris Artix skeleton fue concebido con detalles discretos y elegantes, como las aperturas de su movimiento y sus puentes visibles desde la carátula. Todo dentro de una caja de 39 mm de diámetro.

Vacheron Constantin- Malte Tourbillon Openworked

La calidad que ofrece el Malte Tourbillon Openworked de Vacheron Constantin recae en el calibre esqueletado 2790 SQ y en los detalles característicos de la marca como la certificación ginebrina –Poinçon de Genève– en su calibre. Con una frecuencia de 2.5 HZ  y una reserva de marcha de 45 horas aproximadamente, esta pieza se convierte en una verdadera joya del diseño y la precisión.

VacheronConstantin-Malte Tourbillon Openworked-1-2016

Acerca de 

Así como un reloj no es desarrollado por una sola persona, tampoco una nota se leerá igual sin la inspiración y complemento de un cómplice, más si es tu mejor amiga

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: