s

Especial de cronógrafos y frecuencias en la relojería

El reloj cronógrafo es aquel que goza de un módulo, o cuya construcción ha sido pensada para contabilizar tiempo a demanda. Adicional a las horas, minutos y segundos, tiene la capacidad de cuantificar los sucesos de tiempo que se deseen, como aquel que tarda un corredor en cruzar la meta posterior a una carrera.

¿Qué es un cronógrafo?

Esencialmente es un reloj provisto un mecanismo que acciona una aguja de cronógrafo colocada en el centro de la carátula. Dicha ejecución se lleva a cabo mediante pulsadores o sistema monopulsante, que permite poner en marcha, parar y volver a cero. Generalmente dicha aguja da una vuelta por minuto; otra aguja llamada de contador totaliza el número de vueltas, minutos, y en ocasiones otra puede contar las horas.

¿Qué es frecuencia?

Es el número de oscilaciones por segundo. Por ejemplo, la frecuencia de un péndulo que pueda brindar información de los segundos efectúa una oscilación (2 alternancias) en 2 segundos. Su frecuencia es 1/2.

El holandés Christiaan Huygens basó su contribución máxima al reloj de bolsillo empleando un muelle de resorte que haría la función de un péndulo en un espacio reducido. Por lo que en un reloj pequeño, una espiral que haga 18.000 alternancias por hora, o sean 9000 oscilaciones en 3600 segundos, la frecuencia es 9000 / 3600 = 2,5 p/s. La frecuencia se expresa en períodos por segundo (p/s) o en ciclos por segundo (c/s). Pero usualmente –en la industria relojera– empleamos hertz (Hz).

La importancia de esta frecuencia en un reloj cronógrafo determinará directamente la capacidad de una pieza dada de poder subdividir el tiempo en fragmentos y, como regla general, a mayor frecuencia se puede dividir el segundo en elementos más cortos: décimas, milésimas, diezmilésimas…

Ahora, la frecuencia en un cronógrafo demanda una gran cantidad de energía, incide en mayor desgaste debido a la fricción de los componentes y requiere de las mejores tecnologías de ensamble, es por ello que la búsqueda de la alta frecuencia en la relojería mecánica es, por demás, compleja y sumamente apreciada.

En este editorial no abundaremos en sistemas de cronógrafo flyback o rattrapante, a pesar de citarlas. Pero nos centraremos en las frecuencias más utilizadas para el desarrollo de un cronógrafo tradicional.

Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Rattrapante Limited Edition 8

Esta pieza posee un movimiento mecánico de carga manual calibre MB M16.62 de manufactura desarrollado en Minerva. Funciones: horas, minutos y pequeño segundero; ExoTourbillon de cuatro minutos patentado, cronógrafo rattrapante monopulsante a 2.5 Hz, es decir: 18,000 alternancias por hora. Este hito de la relojería guarda la legitimidad de la Casa por el desarrollo de cronógrafos desde el tiempo de Minerva, una firma que jamás construyó mecanismos de cuarzo y que da vida a la Alta Relojería de Montblanc. Los cronógrafos split-second o con rattrapante se sitúan entre las mayores complicaciones del mundo y son la culminación de la complicación del cronógrafo más allá de la velocidad de su oscilador. Una complejidad mecánica que requiere de 70% más de componentes que un mecanismo de cronógrafo convencional le permiten realizar la útil función de detener momentáneamente la aguja rattrapante para indicar intervalos sin interrumpir la medición de un intervalo transcurrido más largo por la aguja de segundos transcurridos del cronógrafo.

TAG Heuer Carrera Heuer-01 Rose Gold

Este cronógrafo de manufactura recupera todas las características del Heuer-01 original: la carátula esqueleto, que a partir de ahora forma parte de la firma del modelo, la caja de 45 mm de diámetro (esta vez de titanio), así como el bisel con escala taquimétrica. Para añadir un toque de lujo, las asas del reloj, así como las agujas y los índices, son de oro rosa de 18 K.

El calibre HEUER-01, que ha sido objeto de mejoras y optimizaciones continuas desde hace cinco años, alcanza en la actualidad un elevadísimo nivel de calidad con unos costes de fabricación controlados, lo que le permite ser el único cronógrafo 100 % de manufactura de 45 mm con este tipo de material, fiabilidad, frecuencia y acabados en este rango de precio. Su oscilador vibra a 4 Hz (28,800 a/h).

Zenith “El Primero” Stratos Striking 10Th

Movimiento mecánico automático de cronógrafo flyback calibre 4057 B, con indicación de décimas de segundo y fecha. Frecuencia: 5Hz = 36,000 alternancias por hora. Esta pieza se nutre de la herencia iniciada en 1969, cuando Zenith realiza su contribución estelar a la saga de los cronógrafos con El Primero (nombre tomado del esperanto). Se trata de un mecanismo de rueda de pilares automático integrado que late a alta frecuencia, lo que le permite alcanzar una precisión certificada de cronómetro de décimas de segundo.

Breguet Type XXII 3880

Movimiento cronógrafo mecánico automático con “retour en vol” , espiral plano de silicio y segundo huso horario, calibre 589F con 40 horas de reserva de marcha a una frecuencia de 10Hz = 72,000 alternancias por hora. La precisión y la capacidad reguladora son excepcionales y se reflejan en este cronógrafo cuyo segundero efectúa una rotación completa en 30 segundos. La puesta en marcha y la lectura del cronógrafo son así el doble de precisas. Esta hazaña técnica ha sido posible gracias al silicio que permite aligerar los componentes móviles del escape y limitar las lubrificaciones negativas en esas altas frecuencias.

Zenith Defy El Primero

El nuevo siglo trae nuevos récords basados en el mismo espíritu: Zenith multiplica las prestaciones del mecanismo en cuanto a velocidad. El Defy El Primero 21 indica las centésimas de segundo por medio de una aguja central y late a una frecuencia de 50 Hz, de modo que es 10 veces más rápido y más preciso que su ilustre predecesor. Los primeros frutos de una renovación estelar. Defy El Primero 21, posee una aguja de cronógrafo central que da una vuelta entera a la carátula por cada segundo. Esta lectura sencilla, inmediata y directa de las centésimas ofrece la oportunidad de capturar la realidad del segundo que se está midiendo.

Montblanc TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18

En 1916, la Manufactura Minerva desarrolló su famoso cronógrafo con centésimas de segundo, que fue técnicamente perfeccionado en 1936, situando a Minerva como el especialista en relojes y cronos profesionales. Montblanc continúa innovando con el Montblanc TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18, un cronógrafo mecánico que mide el tiempo transcurrido hasta en milésimas de segundo. Su movimiento de alta frecuencia cuenta con dos patentes y 22 patentes auxiliares que combinan, como nunca antes se había hecho, el rendimiento y la innovación. Esta pieza funciona a dos ritmos, uno para el reloj y un órgano regulador suplementario para el cronógrafo. Uno vibra a 18,000 a/h, y el otro hace lo propio a 360 mil alternancias por hora.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: