s

Ulysse Nardin en México, “Max” Bonfigli

Su visita a México representa el seguimiento anunciado, en años anteriores, a un mercado que consideran primordial de acuerdo a su balanceada estrategia de negocio: 25% por cada una de las regiones en las que la relojería cuenta con adeptos: Asia, Europa, Medio Oriente y América, siendo Rusia su mercado más importante, y el segmento femenino, una de sus prioridades. Sinónimo de independencia, Ulysse Nardin ha decidido invertir en la manufactura, dotando de una moderna línea de producción capaz de construir, de dos años para acá, seis nuevos calibres manufactura: UN-118 (Marine Chronometer), UN-310 (Jade), UN-150 (Marine Chronographe), UN-170 Skeleton Manufacture, UN-690 Stranger y UN-205 Freak Cruiser. “Y vendrán más” para el próximo año.

Sorprendentemente, dichos movimientos se ajustan a la filosofía impregnada por Rolf Schnyder y continuada bajo la dirección de Patrik Hoffmann, quien se ha convertido en un amigo de esta redacción, al igual que Massimo Bonfigli, responsable del mercado y las labores de ventas para Ulysse Nardin, y a quien tenemos el placer de introducir como la pieza clave de este artículo: el rumbo de la MANUFACTURA Ulysse Nardin…

Watches World: ¿Cómo ha sido la evolución a manufactura relojera?

Massimo Bonfigli

Massimo Bonfigli

Massimo Bonfigli: El primer calibre manufactura fue el perpetuo (Ludwig Perpetual Calendar) de 1996, mientras la introducción del Freak del 2001 nos ha dado la oportunidad de crecer paso a paso y de manera responsable, lo que hace de esta pieza el ADN de la marca, cada configuración de este reloj nos permite introducir los nuevos desarrollos y tecnologías, arriesgando lo suficiente para permanecer como líderes en innovación, pero sin comprometer de manera dramática la producción regular de las piezas que representan el volumen de la marca, como el Marine Chronometer y el Excecutive, hoy en día. No obstante el Freak sigue siendo una herramienta de venta importantísima debido a su éxito. En términos de producción nos hemos visto con dificultades, afortunadamente. Debemos ir paso a paso, pues necesitamos crecer en número de empleados, más allá de la inversión, hemos incrementado el número de personas trabajando para la marca: 350 en Suiza, 100 más alrededor del mundo, 8 filiales, cerca de 20 boutiques, presencia en más de 100 países y cerca de 500 puntos de venta. La dirección es contar con una colección 100% manufactura, pero es un trabajo largo que iremos asumiendo paso a paso y con nuestra tecnología DIAMonSIL.

WW: ¿Qué tanto impacto económico representa este paso a la manufactura?

MB: Es un mensaje muy fuerte a la industria relojera, ninguna otra casa, mucho menos independiente, pudo haber desarrollado cinco nuevos movimientos en un año, llenarlos de la tecnología del diamante y el silicio, y además poder entregar a tiempo. Hoy en día nuestro departamento de desarrollo cuenta con 9 ingenieros de tiempo completo, que trabajan para completar la dirección antes mencionada. Es claro que cuando se tiene un calibre de manufactura con estas características, el precio debe incrementarse lo necesario para poder soportar la inversión de las máquinas y la gente involucrada, pero también el argumento de venta es diferente y cada día más el coleccionista aprecia y busca el valor de la manufactura.

 “El Freak es el ADN de Ulysse Nardin, es un Fórmula 1; pusimos todo nuestro desarrollo: el nuevo escape, la nueva materia, es en este reloj en el cual ponemos toda nuestra innovación”: Massimo Bonfigli.

WW: Regresando a la comercialización ¿qué tan importante es una boutique?

MB: Te ofrece una imagen de marca, es necesario porque el valor de las marcas se mide en cuanto a su imagen, pero construimos sociedades importantes, primero con el distribuidor, en este caso Grupo Mondi, que nos ayuda a encontrar el punto de venta idóneo con respecto a su vasto conocimiento de mercado y, en segundo lugar, nos apoya para conseguir relaciones como la que tenemos con Berger, que invierte tiempo, energía y dinero en el trato con el cliente.

WW: ¿Cuál es la situación de Ulysse Nardin en México?

MB: Actualmente las señales no son muy positivas, he venido meses antes de la nueva Ley, y el mercado estaba moviendo los inventarios de buena manera, mientras que ahora sufrimos una desaceleración, lo cual responde también al momento y a la confianza que tiene el coleccionista, así que esperamos que las aguas retomen su nivel. De cualquier manera, al ser una marca independiente, tenemos la suficiente flexibilidad de adaptarnos a los mercados, y cuando una región sufre por alguna crisis la otra inmediatamente compensa este efecto.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: