DB28 GS de DeBethune, silicio, titanio y performance…

¿Qué tipo de alta relojería se considera como la del siglo XXI? ¿Considera usted que es tradicional?, ¿la inteligente?, ¿la mecánica?, ¿la liviana?, ¿la más precisa? Y por qué no pensar en todas juntas, es decir, en ocasiones se puede tener todo en una pieza de horología…

Como ejemplo, en Watches World reconocemos el talento cerebral de Dennis Flageollet, quien no solamente diseña relojes espectaculares, sino que lo hace ajustándose al principio de cualquier máquina que desee medir el tiempo: la precisión.

En numerosas ocasiones encontramos tourbillones por doquier, que aumentarán el peso y restarán energía a las indicaciones del tiempo, asimismo, miramos que la platina se ha esqueletado a tal grado que la eliminación de masa podrá alterar las vibraciones al interior y por ende la marcha de la pieza, e igualmente miramos sistemas antigmagnéticos que harán que el perfil de su reloj sea sumamente robusto, al grado tal de ser antiestéticos.

Pero bueno, si somos exigentes con la horología y la creación de las mentes detrás del producto, encontraremos una lista de marcas reducidas que se dedican a exprimir el mayor performance de una pieza relojera, y basándose en este como eje fundamental para la construcción de la misma, una de ellas es DeBethune.

DEBETHUNE

Dennis entonces continúa la construcción de su marca y concepto basándose en la tradición, pero apuntalándola con innovación en materiales como el silicio y el titanio, y utilizándola únicamente si el cálculo matemático da el número que está buscando, ese que hará que la totalidad del trabajo sea más preciso y constante hacia el final.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El resultado es una pieza sumamente ligera y altamente confortable no solamente debido a su peso, minimizado por la construcción de platina y puentes de titanio, sino por los cuernos patentados por DeBethune y el perfil delgado de la pieza. Sus indicaciones entregan lo que se necesita saber: el tiempo en horas, minutos y segundos, pero también el performance de la pieza mediante un indicador de la tensión del barrilete-gemelo, que posibilita una marcha continua y de seis días a 4 Hz, y todo ello está propiciado gracias a dos patentes para la curva de la espiral (hecha de silicio) y la rueda de balance, logrando la mayor inercia a un peso mínimo. Asimismo, el calibre de carga manual DB2115 cuenta con una rueda de escape construida en silicio a fin de maximizar el consumo energético. Finalmente, un triple sistema de paracaídas/pare-chute, absorberá los impactos si es que ocurren, garantizando la confiabilidad de una pieza para usar, y no solo para guardar en una caja fuerte.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: