Culto: película y objeto

 

Cine de Culto Para Portal WWPelícula de culto…

Si tomamos el concepto anterior y precisamos que la clasificación de este tipo de películas no figura en las ceremonias de premios, ni recibe la aprobación de un jurado calificado, sino que adquiere sentido en función de la aceptación del que más importa, es decir, el espectador, consideramos que la película de culto es por demás importante para el género humano.
Qué es la cultura, sino el quehacer del hombre en su paso por la Tierra al ritmo del tiempo, y con ello nos ligamos al instrumento que sirve para traducir cada fenómeno y brindarle cierta frecuencia: el reloj. ¿Cuánto dura un cortometraje? ¿A qué velocidad se corre una cinta? ¿Cuánto tiempo se lleva la postproducción? Cada uno de estos aspectos está sujeto a los segundos, minutos, horas y días establecidos por el hombre y por su guardatiempo.
La historia de las películas de culto tiene su origen más aceptado en la develación del filme El Topo, del cineasta chileno Alejandro Jodorowsky. Posterior a dicha entrega, se entendió que una película de culto debe poseer ciertas características que incluyan: temas de polémica, una narrativa poco convencional y poco comprensible, escenas de crimen, sexo y violencia,
además de expresiones surrealistas con sentido irónico y laxo.
Hoy en día, Watches World ha recuperado un instrumento horológico que lejos de salirse de la relojería tradicional, ha encontrado un camino propio para rendir homenaje a la cultura urbana que decide no atarse a los convencionalismos, que desea contar con un instrumento cargado de personalidad, pero que no limite su estética para ser aceptado por la sociedad: BOMBERG, que en esencia es la pregunta y respuesta que no existían, el artículo de culto que proyectará tu carácter y pensamiento, que acentuará tu seguridad y actitud ante el mundo gracias a sus dos colecciones Swiss Made: 1968 y Bolt 68.

Disfruten la siguiente galería (dale clic a la imagen para verla más grande):

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: