Colección BR-X1de Bell & Ross

Originada como un tributo al Bell X-1, el primer avión experimental estadounidense que superó la barrera del sonido en 1947, Bell & Ross nos sorprendió hace apenas un año con su reloj de quinta generación, cuya apariencia realmente incita a pilotearlo.

En principio se presentó en configuración de cronógrafo con caja de titanio, posteriormente apareció en una versión exclusiva de boutique con cristal de zafiro teñido en rojo, continuó con “traje” de oro rosa con cerámica, le siguió la innovación en materiales con la introducción del carbono forjado con titanio grado 5 y caucho.

Hoy recordamos a la colección gracias a un video extremo, que describe la idea original y la construcción de la caja y sus componentes a partir de un bloque de metal, acero, y que se va adaptando a las distintas configuraciones, hasta “apagarse” de cara a lo que está por venir… DALE PLAY

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: