Chronoswiss, el éxito a través de más de tres décadas de historia

Una marca con estricta calidad y sello Swiss Made fue consolidada a través de un arraigado amor por la precisión y la innovación. Desde un inicio, Chronoswiss se convirtió en pionera dentro del renacimiento de piezas mecánicas con movimientos de manufactura exclusivos. Su pasión por cuidar incluso el más mínimo detalle da como resultado relojes tan bellos en el exterior como especiales en el interior.

Esta firma disfruta de incorporar cualidades de diseño incomparables, como la corona estilo cebolla o el bisel semi estirado, los cuales destacan por su autenticidad y carácter único.

El nombre de Chronoswiss como tal fue registrado en 1984, sin embargo, la historia de la firma comienza desde 1958, cuando su Fundador Gerd-Rüdiger Lang aprende la profesión de relojero en Braunschweig, Alemania. Después de esto, él comienza a adentrarse cada día más en el mundo de la relojería, hasta que en 1980 se gradúa en la Escuela de Würzburg como Maestro Relojero.

En 1981, Gerd-R. Lang el funda un taller especial para cronógrafos en Munich, y es hasta dos años después cuando introduce el primer reloj de este tipo con complicación de fases lunares y fondo de cristal bajo el nombre de Chronoswiss, creando un hito en el mundo de las piezas mecánicas. A partir de 1983, se funda la fábrica de Chronoswiss en Munich, con una estructura de distribución internacional.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

5 datos importantes de la historia de Chronoswiss

-En 1987 se lanza el Régulateur, el primer reloj de muñeca que posee una carátula con configuración de regulador. Ese mismo año, nace la emblemática caja Chronoswiss.

-En el 2001, el Chronoscope ve la luz, el primer cronógrafo automático dotado de carátula con regulador, un homenaje a los pioneros de este tipo de relojes.

-Durante el 2012, la marca es vendida a la familia Ebstein, con Oliver Ebstein como nuevo CEO, sin embargo, Gerd-Rüdiger Lang permanece apoyando a la compañía.

-El verano de 2014 marca el nacimiento de una nueva era para Chronoswiss, con la inauguración de la Manufactura en Lucerna, en donde además de crear las más impresionantes piezas de relojería, los visitantes pueden entrar para observar a los relojeros trabajar en el lujo del tiempo.

-A partir de su nueva instalación, la marca es estrechamente asociada con el símbolo del león, pues la calle en la que está ubicada tiene el nombre de este animal. Como tributo, han lanzado colecciones exclusivas inspiradas en el impresionante felino.

Desde su fundación, este negocio familiar ha mantenido su independencia, pasión y expertise tan característicos. Su manufactura genuina y la preservación de tradiciones clásicas como el guilloche à main y el esmalte son algunos de los valores con los que están comprometidos.

lucerna

Acerca de 

Defiendo mis ideales con convicción. Lo que más me apasiona en la vida es escribir, pues considero que es una forma de plasmar mis pensamientos y hacerlos trascender.

One Comment

  1. jorge octavio mendivil 7 junio, 2016

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: