Celebra el 14 de febrero con las parejas más icónicas de la relojería

Llegó ese tiempo del año en el que todos los corazones se buscan y, si bien también celebramos la amistad, queda de lado ante el sentimiento más poderoso de la raza humana: el amor.

Inexplicable, ineludible, el amor de pareja ha sido comparado con altas dosis de chocolate, no obstante describe el apego y afecto hacia una persona. Dicho valor sentimental de compromiso y aceptación es fuente de inspiración para todos los seres humanos y así su quehacer profesional.

Las temporadas especiales y las fechas que hemos decidido identificar importantes –en como el el Día de San Valentín, decantan en muchas ocasiones nuestra necesidad de entregar un regalo para celebrar. En la historia de la relojería se han generado íconos que fueron creados tanto para el hombre como para la mujer, es decir: la pareja.

Patek Philippe Aquanaut Ref. 5178G.

Patek Philippe Aquanaut Ref. 5072R.

Patek Philippe – Aquanaut

No, no es la pieza más añeja de Patek Philippe, pero recientemente celebramos 20 años de este ícono, por lo que su aniversario no debe pasar desapercibido. Aquanaut fue presentado en 1997, y causó sensación por su diseño moderno e inesperado, por su caja octogonal redondeada −inspirada en la caja del Nautilus−, y por su correa elaborada con un nuevo material compuesto ultrarresistente a la tracción y a los rayos ultravioletas: el caucho.

Para los caballeros, la Casa modificó la caja de acero inoxidable y el dial negro, por el oro blanco y una carátula azul profundo, como el océano. Mientras que para la mujer destaca una construcción en oro rosa y engaste de diamantes en el bisel.

También te puede interesar   Longines conquista un nuevo “Record”

 

Rolex Oyster Perpetual Datejust 41.

Rolex Oyster Perpetual Lady-Datejust 28.

Rolex – Datejust

Incorporado a la firma en 1945, esta pieza verdaderamente guarda historias. El Rolex Datejust es sin duda uno de los relojes más emblemáticos de la firma. Tal vez más que el deportivo Submariner, una gran pieza de la historia. Datejust es en esencia un Rolex: simple, confiable, sólido, muy bien hecho y diseñado, es el Rolex que todos tenemos en la mente.

En el caso del reloj de caballero, Oyster Perpetual Datejust 41, luce una caja de acero 904L y bisel estriado en oro blanco de 18 quilates. En la línea de los nuevos Datejust 41 está construido en una caja rediseñada con 41 mm de diámetro y posee el nuevo calibre 3235 con 14 patentes, incluyendo el nuevo escape Chronergy y una reserva de marcha de 70 horas.

Santos de Cartier modelo grande en oro rosa.

Santos de Cartier modelo mediano en oro rosa.

Santos de Cartier

Desarrollado en 1904 para Alberto Santos Dumont, Padre de la Aviación, Cartier ha renovado uno de sus más grandes íconos para este 2018. Las referencias de este año lucen mayor determinación, libertad y audacia, al tiempo de materializar diferentes estados de ánimo sin perder de vista sus impactantes códigos de diseño. La forma cuadrada que evoca la arquitectura parisina de la época salta a la vista, mientras que los ocho tornillos de su bisel nos introducen a la mecánica del acero y las estructuras monumentales. Sin embargo, 2018 trae un rediseño del bisel para que luzca más simétrico, esbelto y dinámico, además de un nuevo diseño de brazalete y presentación del sistema QuickSwitch con eslabones SmartLink. Si bien no se especifica un modelo femenino, las diferentes tallas: grande y mediano, así como la selección de brazaletes y correas lo convierten en el reloj ideal para la pareja.

Jaeger–LeCoultre Reverso Tribute Duoface Casa Fagliano.

También te puede interesar   La historia de Omega Speedmaster

Jaeger–LeCoultre Reverso Classic Small Duetto Jewelry.

Jaeger-LeCoultre – Reverso

Fue allá por los años 30, tiempos gloriosos en los que se utilizaba el reloj para conocer la hora y la fecha, esos instantes que se acumulan para contar una historia, de las que dentro de la relojería existen muy pocas capaces de equipararse a la del Reverso de Jaeger-LeCoultre.

Reverso, un must-have relojero sin discusión, cuya principal particularidad es el nivel de personalización de la pieza, un valor lúdico aunado a una estética art-déco atemporal y totalmente legendaria que parte de una necesidad: la protección de la carátula y cristal de la pieza durante los juegos de polo, deporte que corre por la sangre de JLC. Para el caballero, este 2018 la firma presentó un Reverso Duoface que se abraza al pulso mediante una correa desarrollada por la Casa Fagliano, expertos en peletería destinada a la práctica del polo. Esta pieza exhibe un segundo huso horario al pivotar su patentada caja de oro rosa de 18 quilates, y está animada por el calibre 854/2 de carga manual. Para las damas destaca el Reverso Classic Small Duetto Jewelry, construido en caja y brazalete de oro rosa de 18 quilates y propulsado por el calibre manufactura 844 de remonte manual, luce dos caras para uso de día o noche.

Audemars Piguet Royal Oak Jumbo Extra-Thin.

También te puede interesar   Time of Nicolas Baretzki, CEO de Montblanc

Audemars Piguet Royal Oak Frosted Gold Quartz.

Audemars Piguet – Royal Oak

Hacia finales de la década de los años 60, el CEO de Audemars Piguet solicitó la creación de un diseño de reloj que conjuntara la elegancia con la deportividad, básicamente un trabajo difícil de lograr, pero no imposible. Gérald Genta fue el artista encargado de generar dicha proeza y basándose en códigos fundamentales que le marcaron durante su carrera presentó un reloj con bisel robusto y octagonal que mostraba los tornillos (6) en lugar de esconderlos, una propuesta diferente de acabados para el metal con pulidos y satinados a una caja y brazalete de acero. Asimismo, en 1976 la diseñadora Jacqueline Dimier trazó el primer Royal Oak para mujer.

Audemars Piguet ha sabido catapultar esta creación a través de generaciones y en sus múltiples configuraciones ha planteado complicaciones y acabados excepcionales. Sin embargo, proponemos admirar este par de referencias que, a nuestro juicio, enamoran a cualquiera.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: