The Editor’s Seal: Rotonde de Cartier Grande Complication

 

Screen shot 2015-01-20 at 9.55.58 AM

Ginebra fue el escenario elegido para que Cartier diera a conocer al mundo, a principios de este 2015, una increíble hazaña de la relojería: el Rotonde de Cartier Grande Complication. ¿Y, por qué es considerada como tal? Usted juzgue: 578 componentes, cinco años de desarrollo, 15 semanas de producción en la Manufactura, 10 semanas en su decoración y acabado así como cinco semanas más en su montaje. Tan solo 5.49 mm de espesor albergan un movimiento mecánico de carga automática que reúne a tres de las más prestigiosas complicaciones de la alta relojería: un calendario perpetuo, un repetidor de minutos y un tourbillon volante. Es así como el Rotonde de Cartier Grande Complication se ubica como el reloj más complejo de entre todas las creaciones de la Maison.

Esta sensacional pieza, certificada con el “Punzón de Ginebra” fue equipada con el calibre 9406 MC, y logra combinar como solo Cartier lo sabe hacer, la elegancia de una caja de platino con la excelencia de un movimiento esqueleto extraplano.

Un reto mayor

01_GRANDE_COMPLICATION_FACEConsiderada una de las complicaciones más prestigiosas de la alta relojería, la repetición de minutos le confiere una magia especial a la lectura del tiempo y le permite al usuario escuchar el tiempo a demanda.

En esta pieza, Cartier centró su pasión ultra-creativa en el repetidor de minutos y dotó al calibre 9406 MC con dos características notables. Por una parte, la repetición de minutos ocupa un lugar predominante en la carátula, dejando a la vista los gongs y los martillos. Asimismo, su rueda volante de inercia se libera en su puente superior.

Los conocimientos técnicos que han alcanzado los relojeros de Cartier, específicamente en lo que respecta al estudio de las armonías acústicas y los tonos, han quedado de manifiesto en el Rotonde de Cartier Grande Complication ya que en él combinaron la nobleza de una caja de platino con la riqueza de un sonido único que es a la vez claro y preciso; puro y suave.

La segunda complicación incorporada es el tourbillon volante, éste se encuentra a las 12 horas y representa una característica inconfundible de la firma gracias a la delicadeza de su diseño.

Desde el punto de vista técnico, este tourbillon cuenta con una jaula de titanio que, gracias a su ligereza, optimiza la medición del tiempo al contrarrestar los efectos de la gravedad. Desde un punto de vista estético, la ausencia completa del puente superior mejora la rotación del calibre 9406 MC logrando que verdaderamente “vuele”.

La tercera complicación es el calendario perpetuo, éste indica la fecha, reconociendo automáticamente no sólo si un mes tiene 30 o 31 días, sino también el mes de febrero –incluso en los años bisiestos, que ocurren una vez cada cuatro años. Tomando en cuenta tanto el calendario como el tiempo astronómico, este calendario está diseñado para proporcionar el retraso inherente al calendario gregoriano, que dicta que un año tiene 365.25 días, lo que implica un ajuste una vez cada cuatro años, mientras que el Rotonde de Cartier Grande Complication sólo necesita ajustarse una vez ¡cada 100 años!

La transparencia, dominada por Cartier

La Maison logra jugar con la transparencia en el Rotonde de Cartier Grande Complication brillantemente y queda de manifiesto en su preciosa carátula abierta en oro de 18 quilates que permite apreciar su movimiento esqueleto.

Es justo la esqueletización del calibre 9406 MC la que permite al observador medir la belleza y complejidad de este prestigioso movimiento, en el que la repetición de minutos, calendario perpetuo y tourbillon volante son evidentes.

 

Los detalles de cada componente de este movimiento son destacables: el biselado en los puentes, el dibujo en los flancos, el engastado de las joyas y lo mejor de todo es que son totalmente visibles. La carátula abierta se forma con una disposición armónica de las tres grandes complicaciones, mostrando los contadores del calendario perpetuo (la fecha, día, mes y año), el tourbillon volante así como los gongs y martillos del repetidor de minutos.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alta velocidad

El calibre 9406 MC obtiene su energía de un micro-rotor de platino con acabados “guilloché” y “Côtes de Genève”. La construcción innovadora de este micro-rotor de dos niveles permite una reducción en la velocidad de bobinado al tiempo que limita la pérdida de energía.

Desde su diseño hasta su montaje final, el Rotonde de Cartier Grande Complication es la perfección alcanzada por los maestros relojeros de Cartier. Tres prestigiosas complicaciones de alta relojería, un movimiento automático extraplano, el resultado: una proeza técnica visible. No hay duda, Cartier reafirma su liderazgo como creador de relojes ambiciosos y de excelencia.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

One Comment

  1. Galo Tayupanta 7 junio, 2015

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: