Breitling y Toledo unidos por México…

BREITLING Hermanados, así podemos describir a una asociación que en su segundo capítulo ejecuta con responsabilidad el papel que su expertise y talento le confiere. Las conexiones entre el mundo del lujo, el arte y sus artistas comulgan con un mismo valor: la excelencia para crear objetos que entreguen mucho más que el motivo inicial para el que fueron hechos; un cuadro, una escultura, un reloj, ninguno de ellos funciona como simple objeto de decoración o indicador del paso del tiempo.

¿Qué te dice un lienzo de Francisco Toledo? Sino una historia que vivió y una vida de trabajo diario, estudio y talento de inconmensurable valor. ¿Qué te dice un Breitling? Sino una pieza de mecánica perfecta certificada por el Control Oficial de BREITLING Cronometría Suizo, pero que además te entrega un saber hacer que –en esencia– data de 1884, cuando Léon Breitling fundó a la Manufactura en Saint Imier (actualmente en Grenchen) ¿Qué te dice México? Sino un país lleno de costumbres, tradiciones, cultura incomparable, pero que también es continuamente golpeado por fenómenos sociales que no terminan por saciar el hambre de estudio, oportunidades de trabajo y de un mejor futuro.

La palabra que buscamos, y que encontramos en Francisco Toledo y Breitling se llama: México, y juntos entregan su talento y compromiso para hacer de éste un país mejor, más consciente y que abrace a su gente sin importar la cuna donde hayan nacido.

 

Hoy por la noche, en punto de las 19:30 horas, el Club de Industriales de la Ciudad de México recibió a una selecta lista de invitados comprometidos con este mensaje, pero que además son apasionados –de cepa– de la relojería y precisión suiza. La noche comenzó con un cocktail de bienvenida al tiempo que un video exhibía el expertise relojero de Breitling en las pantallas de la sala.

Asimismo, Lorenzo García, Director General de Horologium, presentó a Emilio Watson, Director Comercial de Breitling México con el afán de dar la bienvenida a sus invitados, quienes durante un par de minutos fueron testigos de la presentación del proyecto de material educativo en beneficio de los niños de Oaxaca, ello gracias a la suma recaudada posterior a la subasta de la edición número 1 del reloj y boceto creados por el Maestro Toledo, quien utilizó el lienzo de un Cronomat 44 para su ejecución.

BREITLING

No es la primera ocasión en la que Breitling suma a Francisco Toledo en un proyecto, recordamos que hace poco más de un año se presentó una Edición Limitada del Avenger Blacksteel Chrono a favor del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, cuyo motivo fue garantizar la protección de la especie en peligro de extinción Águila Real Mexicana. El maestro Toledo ejecutó el diseño del emblemático animal para utilizar en el fondo de la pieza, mientras que un número limitado de diseños fueron –también– puestos en subasta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En esta ocasión, el artista contemporáneo más importante de la actualidad mexicana se asocia con Breitling para favorecer al talento de su natal y tan querido estado de Oaxaca. El Maestro Toledo no solamente se caracteriza por dominar la pintura y el grabado, sino que además es un luchador social, consciente del ambiente y promotor del patrimonio mexicano, orgullosamente oaxaqueño, Francisco nació en Juchitán en 1940, y hoy continúa llevando recursos a su tierra, 468 mil pesos generados tras la subasta, a fin de que germine ese mensaje que vive en él.

Breitling Chronomat 44 “Edición Limitada Francisco Toledo – México”

Una pieza de suma importancia para las colecciones de Breilting, su estética atemporal y decididamente deportiva alberga un movimiento de cronógrafo de manufactura calibre B01, primero en la construcción de calibres independientes por parte de la Casa. Asimismo, la hermeticidad de la pieza, garantizada hasta 500 metros, cuenta con prestaciones superiores a las normatividades oficiales de buceo, sin siquiera ser un reloj específico para la disciplina. Asimismo su fácil lectura y escala taquimétrica entregan al piloto profesional todas las indicaciones que pudiera requerir. Finalmente, su caja de acero –de 44 mm– protege por completo al motor de la pieza, mismo que presenta una autonomía de hasta 70 horas de reserva de marcha a una frecuencia de 28,800 alternancias por hora, vibración que da vida a las horas, minutos, segundos, cronógrafo de 1/4 de segundo con un par de totalizadores, además de un siempre funcional fechador en punto de las 4:30 horas. Para esta edición Breitling ha destinado una limitación de 100 ejemplares, que presentarán –en su fondo– el detalle del grabado realizado por Francisco Toledo.

Watches World se congratula en formar parte de esta comunicación, una asociación ejemplar que sin duda apuntalará el talento de los artistas oaxaqueños, mexicanos.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: