Blancpain, tourbillon y carrousel vs la gravedad

BlancpainLa Manufactura más antigua del planeta –fundada en Villeret, en 1735– persiste en el ideal que su fundador, Jehan-Jaques Blancpain, concibiera hace más de 200 años, y que hoy en día, confiere un valor inestimable a la casa cuyo lema inamovible ha trazado el camino que la dirección de su CEO, Marc A. Hayek, ha decidido atesorar y llevar más allá de los límites de la relojería contemporánea.

Hace un año fuimos testigos de la realización del primer reloj con calendario chino tradicional, el cual permitía apreciar los alcances de Blancpain para el siglo XXI. No obstante, la innovación que estoy por compartir con usted, rompe con todos los esquemas relojeros y colinda con lo absurdo: el Tourbillon Carrousel.

Sí, estimado lector, dos de los mecanismos más prodigiosos ideados para compensar el efecto negativo que la gravedad ejerce sobre el eje del volante y el sistema de escape, comparten la misma caja. Pero entonces, ¿qué tanto ayuda tener dos sistemas diferentes para la solución de un mismo problema? He aquí la innovación de Blancpain y el apoyo de la relojería y la tecnología contemporáneas: se ha replanteado el carrusel confiriéndole nuevas perspectivas, logrando que sea una alternativa al tourbillon y en consecuencia, incremente el nivel de regularidad de marcha del guardatiempo.Blancpain

Las dos jaulas independientes (tourbillon volante a las 12 h y carrusel volante a las 6 h) se encuentran unidas por un diferencial que transmite el promedio de marcha de los dos reguladores a la vista de las horas. La similitud de los mecanismos es asombrosa, tanto como sus diferencias: el carrusel posee una construcción estudiada y más rica en componentes, pero la cohabitación de ambos dispositivos constituye un verdadero reto, motivo por el que también resulta una primicia mundial bajo el sello de Blancpain.

En el caso del tourbillon, la caja está unida al barrilete a través de un único tren de ruedas, lo que significa que en la eventualidad de la interrupción de esta unión mecánica, el tourbillon detiene su marcha, mientras que el carrusel se mantiene unido al barrilete por dos trenes de ruedas: el primero transmite la energía necesaria para el funcionamiento del escape, y el segundo controla la velocidad de rotación de la jaula.

Está por demás mencionar que el nuevo calibre manual 2322 añade una dualidad de barriletes armados simultáneamente a partir de una corona exterior, que garantiza el mismo nivel de carga para las fuentes de energía con un potencial de siete días de reserva de marcha, indicadas por aguja a través del fondo del reloj fabricado en cristal zafiro. Su carátula exhibe la superficie del mecanismo, que ha sido calada con la finalidad de poder entrever las partes móviles y así desplegar un ballet de relojería destinado exclusivamente para el ojo de un verdadero coleccionista.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: