Alta Relojería en México, día 3

Hemos llegado al último día de la cobertura del Salón Internacional Alta Relojería, y nos complace continuar describiendo hacia dónde –consideramos– se dirige la industria en términos de producto, tendencias y estrategias, particularmente en nuestro país.

Siempre ponderaremos el contenido eficaz y legítimo para usted, pues si bien es cierto que la relojería habla un idioma universal, en ocasiones el coleccionista puede caer en malos entendidos o en trampas de mercadotecnia para “embellecer” las historias de sus manufacturas, lo cual no suma, sino resta a la credibilidad de quienes inyectan recursos, creación y expertise a la misma.

Cartier

Comencemos entonces el día, y así nos trasladamos a una Maison que lo ha hecho muy bien, específicamente en los últimos años y tras la llegada de una estrategia que la posiciona como líder en términos de creatividad y generación de producto legítimo y hecho en casa como lo es Cartier MC.

Llego el turno de entrevistar a una mujer que piensa a diferente frecuencia, aterriza sus ideas gracias a su equipo de desarrollo de movimientos y nos entrega una cantidad impresionante de calibres cada año. Este 2014 –por ejemplo– han sido siete: MC: 9459, 9440, 9912, 9616, 9619, 1904-FU y 9617, lo que claramente indica que la labor de Carole y su equipo en Cartier consiste en formar el esqueleto de animación para la creación que exhibe la Casa año con año, y para ello se necesita la construcción de motores, una de las disciplinas más complicadas de ejecutar, pues en general el tiempo de trabajo en cada movimiento sobrepasa los 3 años de desarrollo e investigación, y exhibir este paso acelerado es digno de reconocimiento, más aun porque no se perderá el ritmo hacia los siguientes años.

Prepárese para admirar mucho más de los alcances de Cartier en el futuro próximo, y así como el año pasado sorprendió a la industria con su reloj de buceo: Calibre de Cartier Diver, seguramente lo volverá a hacer en algún otro escenario…

Giuliano Mazzuoli

Asistimos a la conferencia de nuestro querido amigo italiano, su espíritu toscano nos llenó de sonrisas tras la presentación de un personaje sumamente colorido, pese a que siempre vista de negro. Él nos contó la historia de la inspiración detrás de la pieza Carrara, un instrumento que rinde un homenaje a un material que jamás se había utilizado en la construcción de un reloj de pulsera o bolsillo, por lo que si la industria propone hoy mismo la utilización de “nuevos materiales”, Giuliano nada contra la corriente y viene con una roca preciosa que únicamente necesita extraerse, tratarse y dar forma para albergar al guardatiempo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Giuliano cuenta una historia, romántica y florentina, que estará a consideración de sus escuchas aterrizar, pero en el caso de México el mensaje es claro, y basta con admirar el Palacio de Bellas Artes para pensar –quizás– en una edición especial que realmente se ligue al país desde sus entrañas y la época del Porfiriato.

DeBethune

El mensaje de la marca desde el punto de vista de su CEO, Pierre Jacques, ha sido brillante, pues resulta que el periodista entrevista a otro, y es que Pierre es una leyenda en las letras entendidas y enteradas de la industria, fue fundador de un grupo de periodistas que consideraron piezas para el GPHG en años anteriores y propone la revista GMT, de gran nombre en nuestro querido universo de preguntas y respuestas: SIHH y Baselworld.

Lo virtuoso de ello, desde mi visión particular, es que David Zanetta se juntó con Denis Flageollet para pulir el mensaje que la marca concede al exterior, y echaron mano del expertise periodístico de Pierre Jacques para aterrizarlo. Una característica que –generalmente– no se mira en la industria, pero que obedece a una manera diferente de pensamiento, tal como lo es el producto de DeBethune, que nos lleva al espacio de la innovación gracias a que más del 10% del total del personal labora en el departamento de desarrollo. Solo así se puede entender que las complicaciones de la marca estén tan separadas de lo que presenta el promedio de la industria, por lo que habrá de gustar a coleccionistas de cepa, que ya adquirieron torbellinos tradicionales, repetidores de minutos clásicos, pero que hoy están buscando nuevas maneras de admirarse.

Hautlence

Saludamos a nuestro amigo Guillaume Tetu, un visionario con espíritu de arquitecto que ha construido un mecanismo de cadena para animar sus primeras piezas, pero que ha evolucionado a la par de la industria respetando el origen de su relojería y desarrollando una colección mucho más deportiva y al alcance de más mercados. Su producción continúa creciendo en cuanto a los volúmenes de piezas, pero aún así, se cuentan menos de mil relojes al año. Hoy nos entrega un mensaje de Eric Cantona, quien ha visto el espíritu de Hautlence y se ha decantado por aportar en creatividad artística.

Eric Cantona, ex futbolista y presentador, se suma a Guillaume para develar INVICTUS, una pieza impregnada potencia y, no tanto, ya que su carátula presenta una madreperla tratada como la mariposa, lo que la Manufactura conoce como Morphos. Ésta se esconde detrás de la transparencia de dos placas flotantes de zafiro, mientras que al centro se introduce un mecanismo de cronógrafo de fabricación suiza Calibre 293 Dubois Dépraz con base Soprod, totalmente confiable y esqueletado. Un último detalle: incluye la firma de Eric Cantona y su huella digital grabadas, a modo de pase de socio del Gentlemen Rebels Club. Se trata de una edición limitada a 250 ejemplares, que estará disponible en Berger Joyeros a solicitud.

F.P. Journe

Una manufactura en toda su extensión, que propone y que se dirige en contra de la complicación relojera repleta de componentes, exhibición de funcionalidades y enormes dimensiones para construir –mejor–  relojería a partir de la carátula, de la fácil lectura y pensando siempre en quien lo porta. El actor delante y detrás del telón es el genio relojero François Paul Journe, un hombre destinado a este camino a partir de que su tío lo instruyera en la restauración y recuperación de relojería de museo, por lo que su inspiración parte de aquellas primeras piezas construidas por pioneros.

Es de las pocas Casas que cuentan con un torbellino producido de manera artesanal, pero que además se diferencía de muchos otros, compensa los pesos que se ganan debido a un mecanismo tan complejo que podría considerarse un lastre para la rueda de los segundos, en casos particulares. Su producción es sumamente exclusiva y su dirección no obedece a una creación de producto para dar gusto a un determinado mercado, sino a sí mismo, y en ocasiones a su clientela selecta, como lo es su pieza “deportiva” construida íntegramente en aluminio, incluso el movimiento. Con F.P. Journe hablamos de relojería para coleccionista, de la historia de un genio en la construcción de horología de patente y verdaderamente virtuosa, de una filosofía “menos es más” y “lo simple es más complejo”.

Tuvimos la oportunidad de platicar con François Paul Journe, y ahondaremos en su entrevista en nuestros diferentes medios, pero terminamos con la frase que cerró su conferencia de prensa: “El tiempo no cambia, solamente nos determina”.

Montblanc

La presentación en conferencia de prensa de Montblanc nos demostró que la dirección de la Casa continúa fuerte, que en relojería sus dos “frecuencias” de manufactura (Le Locle y Villeret) se integran por completo a fin de trabajar en las colecciones y en el mensaje al coleccionista. Alexander Schmiedt está viviendo una era importantísima en la filosofía relojera de la marca internacional, y será responsabilidad de él y del equipo Montblanc, completar el siguiente paso de una relojería con idea, de colección variada y de un total respeto hacia su clientela.

Hoy el mensaje de Montblanc es claro, su línea está muy bien escalonada y su idea bidireccional nos lleva al mismo camino, el de la creación responsable y excelente en el producto, un sinónimo de Meisterstück. La tarde de ayer pudimos compartir mucho más información de la marca y de la entrevista con Alexander, no obstante le invitamos a consultarla en nuestro ejemplar de fin de año.

CORUM

La representación en México de la marca está recibiendo las piezas presentadas en Basilea, y nos llama la atención que “aterrizaron” relojería tan compleja como el Admiral´s Cup Double Tourbillon, el AC-One 45 Squelette, y tan potente como una edición especial del Regatta, que hoy exhibe los colores de la vela mexicana a razón de 30 piezas numeradas. Asimismo pudimos destacar la presencia de sus hermosos “bridges”, una colección admirada y altamente entendida por la clientela mexicana, sus Ti-Bridge con caja de acero con DLC, o sus Golden Bridge con de edición especial “Dragon”. La relojería en CORUM está por reinventar piezas que hicieron época y sacudieron a la industria, por lo que continúa en la evolución de producto que se apegue a la identidad de la marca. Siempre atractivo, de construcción exquisita con sede en La Chaux -de- Fonds, CORUM continúa cimentando su posición en el gusto del coleccionista mexicano gracias a la sinergía con su socio comercial: Temposatis.

Girard-Perregaux

A partir de los últimos años, hemos visto una revolución técnica, mecánica y estética en la marca, fuimos testigos de su Escape Constante y admiramos el Tourbillon Tri-Axial que ya está en nuestro país, sin importar la limitación mundial de la pieza. Miramos sus líneas deportivas ya en vitrina y los nuevos “vestidos” del Chrono Hawk: totalmente negro construido de cerámica, o en caja de oro rosa con bisel de cerámica, dos ediciones que conquistan al mercado y ya están ordenadas.

Asimismo, el Neo-Tourbillon se hizo presente y pudimos platicar con Alejandro Seriñá, Director de Marca en México, quien está viviendo una boyante época en Girard-Perregaux, siempre apegada a su historia, que data de 1791, pero apegada a la creación, misma que continúa asombrando al mundo como lo hizo con su Tourbillon de tres Puentes de Oro en la ceremonia de 1889 en París, pieza que se liga a México gracias a “La Esmeralda” de Hauser & Zivy, que fue propiedad de don Porfirio Díaz.

RJ-Romain Jerome

Saludamos a nuestro amigo Manuel Emch, quien tuvo a bien asistir nuevamente a nuestro país en señal de la importancia que la marca visualiza en este mercado. Hace algunos años que nos presentó su línea de productos, y desde ese momento conquistó al coleccionista nacional, pero también encontró y descubrió un mercado que se apasiona por la relojería emocional, que recupera momentos especiales en la vida de la humanidad para llevarlos hasta la muñeca.

Sus ediciones especiales en homenaje al Día de los Muertos son –sencillamente– espectaculares, mientras que han desarrollado una pieza conocida como “Luchador”, que se inspira de la cultura mexicana y de un espectáculo que ejemplifica muy bien a este sitio del planeta. Tanto Space Invaders como Pac Man y otras líneas de producto se han convertido en un “best seller”, sin embargo Manuel no deja de crear piezas de complicación mecánica. El crecimiento de la marca sigue, y su visión y creatividad de mantienen.

Roger Dubuis

Particularmente nos llena de alegría que la marca esté afilando la mira hacia México, una región llena de potencial para una marca 100% “sellada” con el Poinçon de Genève, de manufactura ginebrina completamente integrada y de una visión excepcional en cuanto a producto. Si realizan un calibre esqueletado lo hacen a su manera, respetando a la relojería tradicional, pero inspirándose en la leyenda de la espada Excalibur, y completándola con dos torbellinos volantes. Así es Roger Dubuis, cuya presencia en México continuará in crescendo para diversificar su mercado, actualmente enfocado en Asia.

Platicamos con Alexandre Baudouin, Regional Brand Manager, quien es un coleccionista de cepa y puede describir a ciencia cierta el exclusivo mensaje que Roger Dubuis propone al entendido en relojería. Asimismo destacó la creación de la línea Hommage a fin de completar la producción. El tope de gama permanecerá en Excalibur, mientras que Velvet se sitúa para saciar el ímpetu del mercado femenino por este tipo de piezas. Destacamos que más del 30% del mercado para Roger Dubuis corresponde a la inquietud femenina por este tipo de reloj, y Hommage arropará complicaciones más tradicionales, brindando una cara que rinde homenaje a Mr. Roger Dubuis.

La gran visión de la marca por hacer relojería tradicional a su manera le ha llevado a conseguir el primer calibre dotado de cuatro órganos reguladores conectados por cinco diferenciales, hablamos de Quatuor, un reloj que podría pensarse correspondería a un concepto, pero que está en punto de venta, listo para llegar a la colección del coleccionista más audaz.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: