A toda velocidad: Daytona Exhibition en México

La tarde de hoy conocimos toda la línea de producto Rolex 2016, que goza de una certificación maximizada en precisión y confiabilidad, no obstante Daytona merece un espacio especial durante esta etapa del calendario.

Oyster Perpetual Cosmograph Daytona 

Este modelo creado en 1963 fue diseñado para cumplir todas las necesidades de los pilotos profesionales, con un cronógrafo sumamente confiable y un bisel con escala taquimétrica que permite medir velocidades de hasta 400 kilómetros por hora. Un icono de alta funcionalidad concebido a través de pasión e ingeniería pura.

La pieza fue concebida a partir de las carreras de velocidad en Daytona Beach, Florida, a principios del siglo pasado, en donde un tramo recto de 35 km se convirtió en el escenario perfecto para romper récords de velocidad tope. Así fue como Sir Malcolm Campbell y su Bluebird pararon el registro en 445 km/h, y luego elevar el registro a la barrera de las 300 millas en Bonneville, Utah: más de 480 kilómetros por hora. Rolex cronometró las pulsaciones del “rey de la velocidad” gracias al Oyster que portaba el británico en la década de los 30.

Luego de ello, y llegada la década de los 50, el Daytona International Speedway albergó carreras de motor por demás emocionantes, dentro de las cuales destacan las 24 Horas de Daytona, y en 1963 Rolex rindió un homenaje a esta herencia deportiva con el cronógrafo Cosmograph Daytona, que año con año desde 1992 se entrega al ganador de las Rolex 24 de Daytona®, por lo que esta pieza más allá de un reloj es símbolo de resistencia, precisión y velocidad.

Cosmograph Daytona con bisel Cerachrom

Dos nuevas referencias son desarrolladas en el acero patentado por la marca 904L, pero además poseen un bisel de cerámica en monobloque desarrollado por la firma y nombrado Cerachrom. Dicha evolución combina la alta tecnología sin desprenderse de la herencia del Daytona, gracias a que su diseño de carátula nos remite al modelo de 1965 provisto de bisel plexiglás con la graduación de la escala taquimétrica.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: