29/02/2016 – Lange 1 Tourbillon Perpetual Calendar

La cita está propuesta para este próximo 29 de febrero, sí, es año bisiesto, ergo celebrará la relojería mecánica tradicional gracias a la memoria que dichos aparejos guardan en su interior.

ALS_720_038_29022016_03_web

¿Se puede ser más inteligente que eso?

Sin ayuda de dispositivos electrónicos, los relojes mecánicos hacen uso de una serie de intrincados sistemas a fin de procurar la cuenta del tiempo transcurrido, y en un ideal de trabajo constante, dicha precisión puede soportar los cambios de: horas, minutos, segundos, días, fecha, mes, día de la semana, ciclos de la Luna y años, hasta por más de un siglo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este es el caso del Lange 1 Tourbillon Perpetual Calendar, propuesto por A. Lange & Söhne como ejemplo de maestría en la creación de relojes con calendario.

¿Por qué sucede esto?

El tiempo, como magnitud física, se basa en el movimiento de los Astros, por lo que la duración de la Tierra  alrededor del Sol es de: 365 días, 5 horas, 48 minutos y 46 segundos, lo que se resume como 365 días y un cuarto (que en realidad serian 365 días y 6h). Por eso, cada cuatro años tenemos un año bisiesto, de 366 días, bienvenido 2016. Asimismo, la inexactitud que ese cuarto adicional mantiene con el movimiento real de la Tierra, se resuelve de la siguiente manera: un año es bisiesto si es divisible por 4, excepto aquellos divisibles por 100 pero no por 400, es así que 2100 no sería bisiesto, por ende se deberá hacer una corrección en este año, si es que vive para contarlo.

ALS_720_038_29022016_02_web

¿Cómo es posible?

Existen diferentes soluciones, la más utilizada es la adición de un engranaje con 48 dientes. Pero en el caso de A. Lange & Söhne, colocaron el indicador de los meses sobre la circunferencia de un anillo que gira sobre su eje central una vez al año dividido en 20 partes cada 30 grados. Éste se encuentra formado por diferentes profundidades a fin de ajustar la duración de los meses por separado, así como un mecanismo de registro que toma en cuenta los años bisiestos; los indicadores del calendario perpetuo avanzan en forma instantánea, esto permite una lectura precisa en todo momento.

ALS_720_038_29022016_01_web

Finalmente, la pieza se entrega en caja de oro blanco, destacado gracias a una carátula antracita que exhibe: horas y minutos en punto de las 3 h, segundero pequeño y fases Lunares a las 7 h, indicador del mes mediante un disco interior giratorio, día de la semana por aguja a la altura de las 9 h, año bisiesto en punto de las 6 h y fechador doble a las 10:30 horas. El torbellino es visible en el reverso de la pieza, mientras que la carga se genera por medio de un rotor finamente acabado, propiedad del calibre L092.1.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: