s

180 años de La Grande Maison

¿Podemos resumir 180 años de historia a través de una cuartilla? ¡Por supuesto que no! Necesitaríamos mucho más que papel; videos, fotografías, historias, pero también podría brindarle una mirada a lo que, desde mi particular punto de vista, resulta más interesante. Trataré de representar la “columna vertebral” de una Manufactura que ha aportado más que -casi- ninguna otra, en términos de -número- de calibres, patentes y aportes a la relojería suiza y universal, me refiero a:

Jaeger-LeCoultre

Su historia comienza en 1833, el visionario y relojero autodidacta Antoine LeCoultre, comienza a desarrollar instrumentos de precisión, inquietud que lo lleva a develar el primer instrumento capaz de registrar micrómetros, el millionomètre de 1844. Siete años más tarde recibe de manos de la Exposición Universal de Londres una medalla como reconocimiento a su cronómetro, fue este momento en el que “LeCoultre” sería reconocido como un apellido de respeto en la relojería mundial.

 

Watchmaking.

Watchmaking.

Durante el año 1866, el nivel de crecimiento de la casa relojera era tal que Antoine LeCoultre y su hijo Elie, tomaron la decisión de asentar la manufactura en Le Sentier, Vallée de Joux, pero lo hicieron pensando en englobar -dentro de un mismo techo- cada oficio requerido en la relojería de aquel entonces, idea que se convertiría en una de sus más emblemáticas características, debido a que al día de hoy se ha ganado el mote de La Grande Maison, pues agrupa in-house más de 40 oficios y 180 talentos, además de poseer más de un millar de calibres y 215 patentes, y contando…

 

Manufacture Le Sentier, Vallée de Joux.

Manufacture Le Sentier, Vallée de Joux.

La década de los 30 sería decisiva para la Manufactura, ya que en aquel entonces, y en respuesta a la fragilidad de los cristales empleados al servicio de la relojería, los jugadores de Polo requerían un reloj que soportara los choques de un encuentro como éste, Jaeger-LeCoultre ideó un mecanismo de sistema reversible, creado para dar vuelta a la carátula/caja y así proteger dicho cristal, lo curioso es que durante estos años se presentó la introducción del cristal de zafiro, empleado mayormente en la actualidad debido a su resistencia y dureza, dicha innovación haría que numerosos periodistas destinaran al Reverso a un rotundo fracaso. Sin embargo, contrariamente a lo que pudiera pensarse, se ha convertido en un símbolo de la relojería y un icono del Art Déco, además de un infaltable en las colecciones de Jaeger-LeCoultre desde su lanzamiento.

 

Grande Reverso Ultra Thin Duoface

Grande Reverso Ultra Thin Duoface.

Ahora bien, ustedes se preguntarán de dónde proviene el nombre compuesto de la Manufactura “Jaeger-LeCoultre”. Antoine LeCoultre decide retirarse de la relojería en 1877, año en el que sus acciones pasan a ser de sus hijos, resultando -posteriormente- adquirida por Jacques-David LeCoultre, hijo de Elie y nieto de Antoine, que en 1903 recibe un desafío por parte del relojero francés Edmond Jaeger, quien lo retó a realizar el calibre más delgado para un reloj de bolsillo, a lo que Jacques y el grupo de relojeros que trabajaban para la Maison, respondieron creando el Calibre 145 de 1907. Sin embargo, a pesar de que desde el año 1904 todos los movimientos de Jaeger son producto del expertise relojero de LeCoultre, no fue hasta 1937 que la casa adoptaría el nombre con el que actualmente la conocemos: Jaeger-LeCoultre.

 

Calibre 145 de 1907

Calibre 145 de 1907

Desde que Jaeger-LeCoultre inaugurara su boutique ubicada en Av. Presidente Masaryk (2011), hemos sido testigos de un ambiente relojero extraordinario, por un lado se pueden admirar los modelos más emblemáticos de la casa de Le Sentier, mientras se disfruta de una atmósfera muy particular; el aire, la luz y las vitrinas deben combinar a la perfección con cada uno de los aspectos que Jaeger-LeCoultre quiere comunicar a sus clientes y prensa especializada, me refiero a la experiencia que se vive al interior de la boutique de nuestro país, que resulta muy parecida -casi idéntica- a la que podemos experimentar en París o Sao Paulo, por ejemplo.

 

Reverso Edición Especial, Maestro Guillermo Ceniceros.

Reverso Edición Especial Maestro Guillermo Ceniceros.

El día de ayer (18 abril 2013) pudimos ser testigos -una vez más- de la colección presentada en el Salon International Haute Horlogerie de este año, cobertura brindada por Watches World, pero que -sin duda- resulta extraordinario poder compartir nuevamente con ustedes, queridos lectores.

Antes de invitarlos a conocer la galería, me quedo con las palabras de Iñigo Ohlsson, Country Director de Jaeger-LeCoultre: “Fiel al espíritu de Antoine LeCoultre, y a manera de homenaje, Jaeger-LeCoultre, firme en su posición como una de las casas relojeras con más historia y más importantes de la industria, continúa y seguirá desafiando sus propios límites con el afán de ser cada día mejores, ese es el espíritu que mueve a Jaeger-LeCoultre, y que sorprende a la relojería año con año”.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: