Ginebra, la cuidad del tic-tac

IMG_7449 Llega la tarde y dan ganas de dar un recorrido por Ginebra que, como bien lo ha apuntado esta redacción, resulta sumamente importante observar el fenómeno que es la relojería para los ginebrinos, y suizos en general. Cada aeropuerto está sitiado de anuncios relojeros, de acuerdo a su posición y exclusividad encontraremos a las casas relojeras de mayor tradición y las que representan los mayores ingresos para una industria que busca sobresalir en conjunto, hermanándose para construir por el bien de su país: Suiza.

Igualmente podemos mirar que la relojería no está peleada con los monumentos y edificios del país, los bancos cuentan con publicidad en sus azoteas que, lejos de ser una promoción agresiva, engalana las terrazas de la bella arquitectura que presenta una de las cuatro ciudades con mayor actividad financiera en el país helvético.

 

IMG_7405Durante un paseo es agradable toparse con el Jet d’eau (chorro de agua), o con el emblemático reloj floral de la rivera lacustre de la ciudad, cuyo diámetro sobrepasa los 2.5 metros y es visitado por un número importantísimo de turistas, ya sea por motivo del SIHH o por uno personal de recreación.

Seguimos caminando y nos encontramos con el puente que cruza la ciudad, dando paso por su centro al emblemático Lac Léman, o lago de Ginebra, allí nos percatamos de un recorrido engalanado por tres banderas: el escudo de la ciudad, el logotipo del SIHH (Salon International de la Haute Horlogerie) y la bandera de Suiza. Durante este trayecto y prácticamente en toda la geografía ginebrina podemos encontrarnos con motivos relojeros, marcas y presentaciones próximas, puntualmente las que daremos a conocer a partir de mañana, en unas horas desde Palexpo, el foro seleccionado para albergar lo más selecto de la relojería de esta semana. No te pierdas la cobertura Watches World ¡¡¡Arrancamos!!!

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: