Stardance, el único reloj con diamantes interestelares

Origen, posiblemente en la órbita de Mercurio. Distancia recorrida: millones de kilómetros.

Origen, posiblemente en la órbita de Mercurio. Distancia recorrida: millones de kilómetros.

Cuando hablamos de nuevos materiales en la relojería siempre pensamos en aquellos que podemos obtener de la Tierra, sin embargo, Louis Moinet fue más allá… mucho más allá con su más reciente creación.

El Stardance cuenta con una espectacular fase lunar creada a partir de un fragmento finamente trabajado del meteorito Enstatite EH3. Esta peculiar pieza de roca espacial –cuya edad se calcula en 4.5 billones de años– cuenta con nano-diamantes de extraordinario brillo que se cree fueron formados en las colisiones cósmicas que ocurrieron haceScreen shot 2013-10-18 at 9.49.11 AM millones de años, incluso antes de la formación de nuestro sistema solar.

La carátula del Stardance, elaborada en madre-perla luce el característico guilloche Côtes de Jura de Louis Moinet y presenta los universos gemelos del día (Sol) y la noche (Luna).

Rodeado de un impactante cielo nocturno, el fragmento del meteorito representa a la Luna, convirtiendo a esta complicación relojera en una especialmente deslumbrante y consolidando al Stardance como el primer reloj en el mundo en contener diamantes interestelares.
La noche es evocada por el deslumbrante indicador de fase lunar ubicado a las 12 en punto, creado a partir del fragmento del meteorito Enstatite EH3. El día es representado por un Sol plateado ubicado dentro del segundero pequeño a las 6 horas. Además, su bisel está engastado con 6 zafiros corte cabuchón y la caja elaborada en titanio titanio grado 5 lo que la hace ligera y confortable.
El Stardance ha sido preseleccionado en el top 7 de la categoría de relojes para dama del Grand Prix d’Horlogerie de Ginebra. El ganador será anunciado en la lujosa gala que se llevará a cabo en el Geneva Grand Théâtre el viernes 15 de noviembre.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: