Royal Oak, un manto de diamantes en un reloj deportivo

Royal Oak Automático 41 mm.

Royal Oak Automático 41 mm.

Uno de los relojes más emblemáticos y legendarios para dama, producto del ingenio creativo de los maestros relojeros de Audemars Piguet  muestra este año nuevas versiones aún más atractivas. La que hoy les presentamos es el Royal Oak Automático de 41 mm, una pieza realzada por un resplandeciente manto de diamantes

Se trata de un reloj que luce una sensual caja de oro rosa exquisitamente engastada con 166 diamantes. El característico bisel octogonal está sujetado por los distintivos tornillos hexagonales y una serie de diamantes talla brillante está engastada entre los tornillos. Las asas integradas, que suavizan la geometría de la caja, y la hebilla también resplandecen engastadas con diamantes de diferentes tamaños. En total, 511 diamantes de pureza IF (4.16 quilates) decoran las superficies externas.

Su carátula, un verdadero espectáculo

Por si fuera poco, la carátula luce 345 diamantes (1.07 quilates) formando un motivo circular que se interrumpe a las 3 h dejando espacio al fechador. Las manecillas cuentan con revestimiento luminiscente, para una máxima legibilidad.

Royal Oak Automático 41 mm.

Royal Oak Automático 41 mm.

La belleza del Royal Oak Automático de 41 mm no se limita al exterior, por dentro el movimiento de Manufactura de carga automática

Royal Oak Automático 41 mm.

Royal Oak Automático 41 mm.

Calibre 3120 anima las funciones de horas, minutos, segundero central y fecha. Diseñado para las mujeres que aprecian el valor del tiempo y el tiempo invertido en el trabajo artesanal del reloj, el fondo de cristal de zafiro transparente permite admirar plenamente el movimiento automático con su rotor de oro de 22 quilates en forma de hacha.

En este modelo, la elección de la piel de aligátor gris para la pulsera también ofrece un fuerte contraste con la caja de oro rosa y confiere al reloj un toque metálico único, muy de moda para este año.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: