Piaget

WW-VERANO 2012.  Todo está lleno de gracia, elegancia y resplandor. La Rosa Piaget demuestra a la perfección la debilidad de los artistas por romper las barreras de lo presuntamente imposible. La pureza de los diamantes permite a esta flor cautivar -con audacia refinada- las miradas escépticas de quien observa.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: