Montblanc

WW-Otoño 2012. La rosa como sinónimo de romanticismo -en homenaje a la Princesa Grace de Mónaco-, es el elemento principal de esta serie limitada a 29 piezas. Los diamantes y zafiros rosas, han sido distribuidos con sutileza en torno a una pieza realizada en oro rojo de 18 quilates.

Montblanc_Collection_Princesse_Grace_de_Monaco_Timepieces_Limited_Edition_29_set_angle

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: