La oda a la feminidad de Breguet

Inspirado en el primer reloj-brazalete creado por Abraham-Louis Breguet para Caroline Murat, el reloj Reine de Naples “Princesse” 8968 se ha transformado en un modelo muy contemporáneo sin perder su esencia.

La delicada forma de su caja y sus elegantes curvas constituyen una oda a la feminidad y evocan el origen de la vida.

El reloj Reine de Naples “Princesse” 8968 forma indudablemente parte de la célebre colección de Breguet, pero afirma, sin embargo, una identidad muy gráfica y moderna que le es propia.

Reine de Naples Princesse 8968.

Reine de Naples Princesse 8968.

Este modelo juega con las líneas y los espacios, las profundidades y los colores para captar la mirada y conducirla a las dimensiones del tiempo. Conservando el aspecto ovoide, la caja se presenta curvada para adaptarse a la forma de la muñeca. Este reto técnico garantiza no solamente una mejor comodidad de uso, sino que confiere al reloj una multitud de formas en función del ángulo de visión.

La carátula, muy depurada, acompaña el perfil de la caja, creando una sensación inédita de profundidad, que realza los índices también curvados y situados a las 6 y las 12 horas. La carátula de oro juega con los puntos de fuga de la mirada y con los contrastes, sobre todo gracias a las distintas decoraciones guilloché realizadas a mano. Esta escapada a la superficie del tiempo concluye con un toque de brillo, pues la corona posee un diamante invertido engastado mientras que el asa “bola” está decorada con diamantes talla brillante.

Su movimiento es mecánico de carga automática, numerado y firmado BREGUET, alberga el calibre 591C que ofrece una reserva de marcha de 38 horas.

También  disponible con carátula totalmente plateada.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: