La Luna y las estrellas… Frédérique Constant

A ella, a la mujer independiente que busca sus propias estrellas y que las consigue posterior a un esfuerzo de trabajo constante, Frederique Constant Frédérique Constant le tiene grandes noticias. Y es que la Manufactura ginebrina continúa con la intención de desarrollar la filosofía de relojería tradicional y mecánica de alta gama a un precio accesible.

Es así que Slimeline Moonphase Ladies irrumpe en la sala mediante un esplendor de diamantes, las maravillas de la Luna como principal atractivo y cajas de oro amarillo y acero inoxidable, que además lucen una carátula madreperla de extraordinaria belleza.

Asimismo, cada pieza está animada por el movimiento FC-206 de cuarzo, que entregará precisión sin límites tanto para las horas y minutos como para la indicación del estado del satélite natural que circunda a la Tierra. Finalmente las configuraciones se abrazan a la muñeca mediante una correa de piel de cocodrilo color azul, negro o beige, o si lo prefiere mediante un moderno brazalete de acero inoxidable o eslabones chapados de oro, de acuerdo a la referencia de su elección.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: