Jaeger-LeCoultre, la joya de la mecánica

Jaeger-LeCoultre Logo

¿Este 2014 debemos esperar grandes sorpresas por parte de Jaeger-LeCoultre? Generalmente una Maison como esta no se preocupa por sorprender a la industria, sino por sorprenderse a sí misma, y es así que a partir de dicha visión Jaeger-LeCoultre embellece su relojería y dota a la mujer de una complejidad mecánica que destella de bellísima manera a través de sus colecciones más importantes: Master, Master Grande Tradition, Reverso y Rendez-Vous.

Comenzaremos pues por indicar que se trata de verdaderas joyas de la mecánica animadas por calibres in-house, obviedad cuando se habla de JLC, pero que debe ser apuntada debido a la complejidad de desarrollar un tourbillon, un segundo huso horario con indicación día/noche, la siempre compleja señalización de una bóveda celeste en la carátula y, por si esto no fuera suficiente, adornarla gracias a la madreperla y engastar la caja con minerales preciosos como los diamantes y zafiros, en talla brillante, baguette o si lo desea, una lluvia de estrellas en pavé.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Master Grande Tradition Tourbillon Céleste 

Quizá la máxima expresión de la mecánica joyera experta de la casa; la carta del hemisferio septentrional y el tourbillon volante orbital destacan gracias al engaste de diamantes en talla baguette presentes en bisel y realce de la caja. Con respecto a sus funciones debemos indicar que exhibe las horas gracias a su aguja de 24 h, fechador con mes, bóveda celeste y calendario zodiacal, mientras que a las 6 h se presenta un tourbillon extraordinario animado gracias al calibre 946 de carga manual, que está compuesto por 375 piezas y entrega 48 horas de autonomía a 28,800 alternancias por hora.

Jaeger-LeCoultre-Master_Tourbillion_Dualtime-1

Master Tourbillon Dualtime

Master Tourbillon Dualtime

La caja clásica de la línea Master propone un segundo huso horario de inconmensurable belleza gracias al engastado de diamantes en su bisel, al tiempo que nos hace vibrar horológicamente a través de su tourbillon en punto de las 6 y su indicador de 24 horas a las 12, finalmente el segundero parte del torbellino de sesenta segundos, dejando así la tarea de una tercer aguja para el fechador que circunda a la carátula.

Reverso Duetto Classique

Reverso Duetto Classique

Reverso Duetto Classique Haute Joaillerie 

Un dueto relojero que solamente se logra gracias a la expertise de La Grande Maison, utilizando el lienzo posterior del Reverso Tradicional para integrar un movimiento de carga manual (Calibre 865 ultra-plano) capacitado para exhibir horas y minutos X 2, es decir que usted no necesitará modificar su reloj de acuerdo al look y momento del día que desea exhibir: cocktail o desayuno, cena o alfombra roja, en el caso de Diane Kruger, Embajadora de Jaeger-LeCoultre. Su dualidad de carátulas presenta un engaste total al anverso y un trabajo de granado-guilloché al reverso.

Rendez-Vous Day & Night

Rendez-Vous Day & Night

Rendez-Vous Night & Day

Dedicado a la mujer más femenina de todas, a aquella que busca resplandecer gracias a los elementos que posee y que exhibe con gran delicadeza y maestría. Disponible en dos tallas de 29 y 36 mm de diámetro para la caja de oro blanco que recibe 478 y 699 minerales –respectivamente– engastados en degradé, un tipo de “setting” capaz de realizar un juego resplandeciente gracias al diferente quilataje de las piedras, la indicación día y noche aparecerá a las 6 horas gracias a una delicada apertura en su carátula en pavé de diamantes.

Rendez-Vous Tourbillon y Rendez-Vous Tourbillon Haute Horlogerie

El más reciente Rendez-Vous Tourbillon está disponible –también– en configuración alta joyería, por lo que sea cual sea su predilección y gusto, podrá optar por una pieza de mecánica depurada y avances técnicos en cuanto a la concepción de una de las complicaciones más interesantes de la relojería, esa que compensa los efectos negativos de la gravedad sobre el órgano regulador. La versión más discreta exhibe un ballet relojero en punto de las 6 horas que destaca gracias a la carátula madreperla y al oro blanco de su caja que luce un bisel engastado y una carrura ribetada con una hilera de diamantes, mientras que al interior el calibre 978 de manufactura latirá con fuerza al compás de 4 Hz entregando la lectura de las horas, minutos y segundos.

A diferencia del anterior, el Rendez-Vous Tourbillon Haute Joaillerie cuenta con un parterre de minerales en mezcla de engastes tipo grano o rock setting en diferentes niveles y tallas: brillante y baguette sobre la superficie de la caja de oro blanco, haciendo destacar la arquitectura y tridimensionalidad de la pieza.

Rendez-Vous Celestial

Rendez-Vous Celestial

Rendez-Vous Celestial

Pieza presentada hace poco más de un año, que además de ser sumamente exclusiva, está dotada de una carátula impregnada de gemas que describen el calendario zodiacal y calendario anual con sus constelaciones, todo ello gracias al Calibre 809 que anima a un disco imperceptible a la vista, mientras que el arco de las horas presenta un disco con la señalización de la poética bóveda celeste sobre la madreperla azul de la carátula. Las horas, los minutos, carta del cielo e indicación de la hora determinada jamás se han visto de esta manera: Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Celestial.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: