Il Giardino Marino di Bvlgari: complejidad de belleza profunda

           GMarino_tech_2

Con Il Giardino Marino di Bvlgari, la firma continúa explorando las maravillas de los jardines de la naturaleza, esta vez mediante la adopción de bellos elementos marinos para trasladarlos a una complicación relojera.

El año pasado, los relojeros creativos de Bvlgari se inspiraron en el mundo botánico natural, ofreciendo su primer reloj complicación damas: Il Giardino Tropicale di Bvlgari, sucesor natural en la colección de joyas Naturalia, lanzada en la década de noventa, cuya paleta de formas con temas vegetales y colores brillantes se basó en los diversos tesoros de la fauna y la flora; una colección de joyas encantadora que sigue siendo de las favoritas hasta hoy.

Il Giardino Marino di Bvlgari es una apreciación diferente de estos temas botánicos y zoológicos. En pocas palabras, se trata de un reloj de pulsera que logra la hazaña de combinar el arte de la pintura en miniatura –una técnica muy valorada que se remonta a la época dorada de los artistas del Renacimiento– con la perfección de la alta joyería, característica de los maestros artesanos de Bvlgari  y la precisión de la relojería suiza.

Il Giardino Marino di Bvlgari se sumerge en un mundo de ensueño marítimo en el que el silencioso paisaje acuático encuentra su ritmo en las oscilaciones armónicas de un movimiento tourbillon cuya sofisticación técnica sólo es igualada por su belleza. Únicamente  habrá 50 piezas de cada versión, lo que hace que el reloj muestra de la verdadera exclusividad.

Como pez en el agua

GMarino_front_2_creativeSoportado por un puente de zafiro increíblemente transparente, el tourbillon de este reloj excepcional se revela a través de una ventana redonda, abierta como el ojo de buey de un batiscafo en un viaje por un mundo submarino encantado lleno de colores vibrantes. La reserva de marcha de este calibre BVL da 64 horas de autonomía de funcionamiento. Diseñado para ocasiones elegantes, el reloj se encuentra naturalmente como en casa en situaciones acuáticas , ya que ofrece una hermeticidad de hasta 30 metros.

Del mismo modo que la perla es preservada por su caparazón, el valioso y refinado mecanismo de Il Giardino Marino di Bvlgari se ve reforzado por una decoración Côtes de Genève. Estos toques sutiles se encuentran dentro de una caja de 37 mm de diámetro elaborada en oro rosa de 18 quilates que se ofrece con bisel adornado, ya sea con el nombre de Bvlgari , o por un conjunto de 36 diamantes tallados que suman 2.88 quilates.

El verdadero placer de la Il Giardino di Marino Bvlgari, sin embargo, no radica tanto en experimentar los deportes acuáticos, sino en la belleza estética de su encantadora carátula, en ella, cada elemento decorativo es una sorpresa visual.

Con el fin de hacer hincapié en el tema de la naturaleza marítima, los artesanos de Bvlgari han optado por trabajar con auténticos materiales naturales –la madreperla, el coral, la turquesa y los diamantes. En concreto, 29 diamantes corte brillante trazan el corazón de la estrella de mar y marcan el coral. La laca azul oscuro, que evoca las profundidades puras del océano, ofrece un fondo delicado que corresponde con la transparencia de las hermosas zafiros. El efecto general es el de un banco de peces traviesos flotando en aguas cristalinas, mientras que las estrellas de mar espumoso retozan entre el follaje de coral precioso.

Para lograr este excelente resultado los maestros artesanos de Bvlgari emplearon antiguas técnicas asociadas con la marquetería y la experiencia obtenida tras el hábil trabajo de generaciones en la alta joyería.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: