s

GP cristaliza la unión alta joyería y alta relojería

Cat’s Eye Jewellery, tourbillon con puente de oro una creación única.

El Cat’s Eye Jewellery hace suspirar por sus más de 1,000 diamantes en engaste nieve, su tourbillon con puente de oro y su hermosa carátula en madre-perla, extraordinaria creación de la alta relojería de Girard–Perregaux.

La audacia y la libertad de innovar –características esenciales en una casa relojera– permite ofrecer guardatiempos sofisticados como el Cat’s Eye Jewellery, de Girard-Perregaux, la más reciente adición a la colección lanzada en 2004, dedicada a las mujeres. Esta pieza sorprende por su tourbillon con puente de oro, cautiva con su caja en oro blanco engastada con diamantes y su carátula en madre-perla natural grabada a mano y delicadamente pulida así como por su movimiento Manufactura.

La delicada silueta ovalada que ostenta deslumbra por sus más de mil diamantes cuidadosamente seleccionados y engastados en una caja de oro blanco. Conocido como “nieve”, este tipo de engaste es dominado por muy pocos artistas y consiste en colocar las piedras de forma que nada quede visible excepto los granos rizados, jugando con sus diámetros para encajar a la perfección en la curvatura de la caja. El engastador trabaja sin bocetos, siguiendo su instinto y saber hacer, ahuecando una a una las cavidades en el oro y encajando las piedras de forma individual a medida que progresa su labor. Se requieren tres semanas para llevar a cabo el trabajo de engaste, haciendo de cada Cat’s Eye Jewellery, tourbillon con puente de oro una creación única.

Cat’s Eye Jewellery.

Mención aparte merece la carátula en madre-perla natural ya que le otorga una exclusiva tecnología a sus iridiscentes reflejos para dar lugar a una decoración perlada. El sorprendente efecto óptico da vida a la pieza capturando y reflejando la luz. A las 6 horas luce majestuoso el famoso tourbillon con el delicado puente de oro grabado a mano, animado por el movimiento Manufactura GP09700. Con una reserva de marcha mínima de 70 horas, el movimiento de carga manual cuenta con 177 componentes decorados, ajustados y ensamblados a mano. El fondo de la caja de oro blanco permite alojar un grabado personalizado. Una correa en piel de aligátor de cierre desplegable con engaste nieve ofrece el toque final perfecto.

El nuevo Cat’s Eye Jewellery, tourbillon con puente de oro es la última pieza que enriquece una colección fundada en 2004, dedicada a las mujeres y acreedora de numerosos premios por su elegancia y artesanía.

 

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: