El verano fluorescente de Hublot

La diversión y el inconfundible estilo de Hublot invaden el verano. En esta ocasión será muy difícil resistirse a la llamada de los tonos fluorescentes con los que la Manufactura ha decidido dotar a su modelo Big Bang Black Fluo. Tal como en los ochenta, lo de hoy son los zapatos, las camisetas, los bolsos, los lentes de sol y los accesorios de colores pop chillones; extravagantes… sí  pero realmente fascinantes.

Este Big Bang supervitaminado se presenta en cuatro versiones distintas (azul, amarilla, rosa y verde), limitada cada una a 250 ejemplares numerados, el Big Bang Black Fluo de 41 mm de diámetro juega con los contrastes intensos entre el negro y los colores chillones.

 Su caja de acero con PVD negro y su carátula negra incorporan 430 diamantes negros engastados  con un peso total de 2.36 quilates. Por su parte, el bisel, también negro, está engastado con el brillo de 36 piedras preciosas de corte brillante: zafiros azules, zafiros amarillos, zafiros rosas o incluso tsavoritas en la versión verde.

En el interior late el movimiento automático crono HUB4300 con ventanilla de fechador a las 4:30 horas. Además cuenta con 278 componentes, entre ellos, 37 piedras, 28 800 a/h y reserva de marcha de 42 horas.

El toque final lo brinda la correa de piel de pitón negra brillante cosida sobre caucho negro con costuras tono sobre tono azules, amarillas, rosas o verdes fluorescentes según la versión. Y ya que como dice la canción Girls just wanna have fun!, estas vistosas piezas relojeras ofrecen una hermeticidad de hasta 100 metros, el verano está completo gracias a Hublot.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: