Crash de Cartier, un accidente afortunado

Cartier Crash 5

Nacido en 1967 en Londres, en pleno corazón del Swinging London, el reloj Crash transmite el espíritu de efervescencia y de despreocupación de una época en libertad. La pieza cristaliza el encuentro entre el gran relojero de las formas y esta corriente de transgresión alegre y pop que quebranta los conformismos.

La historia cuenta que un cliente llevó un reloj Cartier accidentado para su reparación y que Jean-Jacques Cartier, entonces a la cabeza de Cartier Londres, quedó tan seducido por la forma de la caja que quiso reproducirla tal cual.

Impacto, anticonformismo y libertad creativa

A partir de ese momento, Cartier se dedica a revolucionar y a transformar las convenciones, a introducir el humor y la elegancia en el ámbito de la precisión y de la exactitud relojera.

Con su esfera asimétrica, que también puede evocar la distorsión y el accidente, el reloj Crash se convierte con el paso del tiempo en un producto collector producido en series muy limitadas. Su nombre es motivo de disputa entre una élite conocedora para quien figura como un icono de los seventies underground. Ha nacido un mito.

El reloj Crash es hoy objeto de una edición limitada de cuatro nuevos modelos que se aderezan por primera vez con un delicado brazalete compuesto por gotas en oro blanco o en oro rosa. En una versión aún más preciosa, el brazalete está completamente pavé de diamantes.

Como un guiño a su año de nacimiento, este reloj mítico y ultraselectivo se ha editado en 267 ejemplares numerados para los modelos con brazalete de oro y de 67 ejemplares numerados para los modelos con brazalete pavé. Objeto insólito donde los haya, este auténtico objeto de deseo sólo está disponible en ciertas boutiques Cartier.

Cartier Crash1

Reloj Crash bisel engastado oro rosa

Caja: oro rosa de 18 quilates engastada con brillantes

Diámetro: 38.45 x 25.5 mm

Cristal: mineral

Fondo: cerrado

Manecillas de acero azulado en forma de espada

 

Reloj Crash bisel engastado oro blanco

Caja: oro blanco rodiado de 18 quilates engastada con brillantes

Diámetro: 38.45 x 25.5 mm

Cristal: mineral

Manecillas de acero azulado en forma de espada

Brazalete: oro rosa de 18 quilates

Número de piedras / quilates: 150 piedras por 2.15 quilates aproximadamente

Movimiento: manual

Grosor: 8.80 mm

Número de rubíes:  18

Brazalete: oro blanco rodiado de 18 quilates

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: