Caran d’Ache nos acerca a las estrelllas

Basilea, Suiza.- Hoy tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano varias de las plumas que Caran d’Ache presenta en Baselworld. La cita fue en el piso 30 del hotel Ramada ubicado dentro del mismo complejo de exhibición. La pluma que llamó mi atención y de la que les hablaré en esta ocasión es el modelo Caelograph, su última invención de alta escritura que conjuga la técnica y el diseño con una de las mayores fascinaciones del hombre: el cielo.

En esta ocasión, los artesanos de la Casa han puesto toda su creatividad y experiencia en esta pieza y además establecieron una estrecha colaboración con un astrónomo apasionado por las estrellas y la exploración del cielo.  

Esta sensacional pluma cuyo nombre significa “escrito en el cielo” permite saber la posición de las estrellas y las constelaciones a una hora y en un día determinados gracias a un mecanismo inteligente.

Esta exclusiva creación, proeza técnica con una marcada estética puesta de manifiesto por laca china de color azul noche, incorpora un mapa del cielo. Al margen de la exactitud lograda, la reproducción de un mapa plano sobre la superficie elíptica de un bolígrafo constituye un auténtico reto técnico. El mecanismo de proyección “Mercator” se ha aplicado por primera vez a un instrumentode escritura. La segunda proeza de Caran d’Ache ha sido representar sobre una superficie tan reducida como la del cuerpo del útil de escritura las 51 constelaciones y 353 estrellas observables desde el Hemisferio Norte.

La calidad técnica de este útil no acaba ahí. El mapa celeste, móvil, informa de la posición de los astros cuando se desea. Todo el ingenio del sistema se basa en un exclusivo mecanismo de dos anillos, uno móvil, para la hora, y otro fijo, para el día y el mes. Basta con efectuar los ajustes pertinentes para que el mapa se posicione en el momento preciso escogido. Una solapa semitransparente en la que figuran la línea de horizonte, los puntos cardinales y el cénit culmina la bóveda estrellada definiendo su parte visible.  

La estética alcanza las estrellas

Caelograph ofrece al Cosmos un estuche acorde con su calidad técnica, realzado mediante laca china de color azul noche y elaborado con arreglo a patrones artísticos. Esta técnica decorativa posee sus raíces en China, donde surgió hace más de 3,000 años. Su dominio requiere una destreza transmitida de generación en generación, al alcance de muy pocos artesanos hoy en día. Para Caran d’Ache es un honor perpetuar esos conocimientos especializados en sus talleres ginebrinos. Tras su obtención a partir del toxicodendron vernicifluum (árbol de laca), la resina se filtra y purifica a mano, y posteriormente se colorea. La laca resultante se dispone en varias capas extremadamente finas, que luego se secan y pulen con el fin de obtener un brillo y color de excepción. Como colofón estético, se añaden finas partículas plateadas a la última capa de laca para dotar de profundidad al cielo estrellado, una dificultad añadida para el maestro de la Manufactura encargado de trabajar la laca. Se logra así un magnífico efecto de polvoreado de estrellas, y que la Vía Láctea aparezca en una nube vaporosa.

La decoración incluye numerosos elementos adicionales. La tapa y la punta presentan un aspecto ranurado por las emblemáticas líneas horarias de esferas solares, que forman un contraste luminoso con la laca china. Los extremos del bolígrafo y de la pluma exhiben una rosa de los vientos, y el clip adopta la forma de aguja de brújula para evocar el vínculo milenario entre navegación y astronomía. Según el modelo de que se trate, las estrellas más brillantes se representan con diamantes, entre ellas Sirius, perteneciente a la constelación del Can Mayor.  

Presentado en un precioso estuche, Caelograph viene en tres versiones. La edición Alpha, vestida de platino y limitada a 120 plumas estilográficas y 120 bolígrafos roller… para evocar las 12 constelaciones del zodíaco y los meses del año. La edición Sirius, lacada en oro, exhibe un diamante engastado para rendir homenaje a la estrella más brillante del cielo, y está limitada a 52 piezas por las 52 semanas del año. La edición Zenith, punto culminante del imaginario, el grado más elevado del saber, se dirige a los amantes de los espacios infinitos, y viene en una sola pieza de oro rosa macizo decorada con 22 diamantes que simbolizan las 22 estrellas más brillantes del cielo; el clip y la bomba de pistón incorporan asimismo un diamante engastado. Cada pieza se elabora en consonancia con el nivel de calidad y excelencia “Swiss Made” y posee una garantía de por vida. Caelograph, provisto de una brújula y un tintero, invita a tocar las estrellas de su pluma más hermosa.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: