Tras la caída del muro de Berlín, A. Lange & Söhne

A LANGE SOHNEUn día que recordará el pueblo germano a través de generaciones, y que –con suerte– quizá no entiendan nuestros bisnietos cuando en algunos años encuentren este tipo de sucesos en los libros de historia. ¿Qué motivó la Primera Guerra Mundial? ¿Qué detonó la Segunda? ¿Por qué Alemania se dividió?

Son preguntas que no tienen respuesta aceptable en una sociedad evolucionara de pensamiento y hermanada de acuerdo a los valores, pero en ocasiones los seres humanos somos presa de conductas antievolutivas.

Así pues, a poco más de una semana del aniversario de la caída del muro de Berlín, sucedida el 9 de noviembre de 1989, Walter Lange recordará aquel momento en el que decidió perseguir el sueño de sus antecesores, y procurar el mensaje que Ferdinand Adolf Lange cimentaría en 1845.

Aunado a la filosofía de Günter Blümlein, Walter Lange emprendió un proyecto de reconstrucción de manufactura y presentación de la primera colección de relojería de A. Lange & Söhne, que previo a dichas acciones se había limitado a producir relojería de bolsillo.

Annett Cellar, una de las primeras empleadas de Lange, quien ahora trabaja en la sección financiera de la manufactura, recibió las noticias de manera intempestiva, el Muro de Berlín pasaría a la historia y era cuestión de horas para echarlo abajo. Asimismo, los relojeros y trabajadores de Lange debía afronte un nuevo tipo de gobierno y estado, por lo que miles de personas pudieron regresar con sus familiares tras el famoso derribe de la barrera entre el Este y el Oeste.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente, tras dichas acciones, Walter Lange estaba decidido a producir relojes en Glashütte, pero la horología de bolsillo ya no era suficiente y debían realizar ejercicios para capacitar a los artesanos de Sajonia, así pues, IWC recibió a un número selecto de trabajadores a fin de adiestrarlos en la concepción mecánica de un guardatiempo contemporáneo, y justo en ese momento Günter y Walter comenzarían la titánica labor de reconstruir el apellido Lange, que vio frutos por vez primera tras la presentación de cuatro referencias en la colección relojera de la Manufactura: Lange 1, Saxonia, Arkade y Tourbillon “Pour le Mérite”, destacando el éxito de la comercialización de las piezas, pues de 123 ejemplares no quedó ninguno disponible, acción sucedida en unos cuantos minutos…

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: