TIMELAB, pilar de la calidad suiza

Dicha institución se ha convertido en la primera en contar con las cuatro acreditaciones que estipulan los organismos ISO/IEC (International Organization for Standarization – International Electrotechnical Comission).

TIMELAB es la encargada de regular el Poinçon de Genève, además de ser responsable del Observatoire Chronométrique + certificaction, controles que tienen como objetivo atesorar y elevar el trabajo que hay detrás de una pieza relojera suiza, y al mismo tiempo fungir como una garantía adicional para los consumidores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los cuatro estándares: ISO/CEI 17025 SCS, ISO/CEI17025 STS, ISO/IEC 17020, e ISO/CEI

Anne-Sofie Guerra, Directora de TIMELAB

Anne-Sofie Guerra, Directora de TIMELAB

17065 elevan la credibilidad y el trabajo realizado en TIMELAB, al tiempo que garantizan la eficiencia y transparencia de sus procesos, asegurando a los fabricantes de relojes que al enviar sus piezas a TIMELAB se contribuye con un estricto control apegado a la normativa internacional en cuanto a los estándares de calidad.

Dichas normativas regulan la calibración del equipo empleado en cada proceso realizado, además de garantizar la fiabilidad de los resultados, sin dejar de lado la autoridad para auditar en sitio a las compañías relojeras a fin de realizar una inspección si se cree conveniente y, finalmente, la última norma citada concede a TIMELAB la capacidad, única en Suiza, de poder testar y entregar un certificado de cronometría a un reloj terminado y no solo al movimiento, e incluso realizar una revisión a los datos de antimagnetismo, hermeticidad y reserva de marcha señalados por el fabricante.

La empresa/laboratorio con sede en Ginebra, cuenta con dos actividades complementarias, la certificación antes mencionada, y el trabajo de investigación y desarrollo al servicio de la industria relojera.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: