SOCHI´s life – OMEGA, el Cronometrador de los Olímpicos

La profesionalización de OMEGA en torno a la precisión de sus relojes no es casualidad, obedece a la directriz trazada hace varios años, desde su origen, misma que se ha mantenido y perfeccionado con el avance de la tecnología inherente al desarrollo de la raza humana, pero –igualmente– propuesta por la casa relojera.

Cronometrar eventos deportivos de alto calibre no es una tarea fácil, y no cualquiera puede llegar a ofrecer un servicio realmente confiable. OMEGA sí, y lo ha hecho en numerosas ocasiones, siendo cada día más puntual y efectivo. Sochi, la organización de los Juegos Olímpicos de invierno y el COI, lo saben, es por ello que confían nuevamente en la precisión de OMEGA para entregarle tal responsabilidad.

Sochi-countdown_1

Ahora mismo el reloj de cuenta atrás indica “0” y da comienzo a la edición número 22 de dicha justa, la número 26 (Olímpicos de Invierno y Verano) para OMEGA. Bajo un mensaje de concordia y no discriminación se efectuó la tradicional ceremonia de inauguración, y la marca destaca por su papel fundamental en la medición de tiempos gracias a su tecnología de cronometraje, que marcará un hito en dicha disciplina. El equipo OMEGA de cronometraje y manejo de datosaprovechará la experiencia adquirida en 25 Juegos Olímpicosyla capacidad que ha dado a la marca una fama sin paralelo en el cronometraje deportivo de precisión, por lo que para Watches World resulta un privilegio compartir los avances tecnológicos más importantes de OMEGA desde que se asociara con los Juegos Olímpicos por vez primera.

OMEGA-Measurement-Unit-for-bobsleigh_4

1932 Juegos Olímpicos de Los Ángeles: la marca suministró 30 cronógrafos de alta precisión –todos ellos, con certificado de cronómetro otorgado por el Observatorio de Neuchâtel– para su utilización en todos los deportes. Fue esa precisión de los cronógrafos oficialmente certificada la que llevó al Comité Organizador a decidirse por OMEGA. Los resultados oficiales se registraron en décimas y quintos de segundo.

 1948 Juegos Olímpicos de Invierno en Saint Moritz: se utilizó por vez primera la célula fotoeléctrica móvil e independiente de la red eléctrica. Era hermética, podía resistir grandes variaciones de temperatura y su tecnología de infrarrojos era además insensible a la llamada reflexión parasitaria de los rayos de sol y los flashes. Por primera vez, el sistema de cronometraje se activaba automáticamente cuando se abrían los arrancaderos.

1956 Olímpicos de Invierno en Cortina d´Ampezzo: por primera vez las puertas de salida para el esquí alpino. La puerta se abría automáticamente, a una señal acústica y luminosa: roja, amarilla, verde, que marcaba la cuenta atrás.

1964 Olímpicos de Invierno de Innsbruck: los primeros Juegos Olímpicos totalmente electrónicos. Nunca antes los espectadores a distancia habían sido informados tan bien y tan rápidamente sobre un evento.

1968 Juegos Olímpicos de Invierno, Grenoble: por primera vez, cronometraje electrónico automático.

1980 Olímpicos de Invierno en Lake Placid: Game-O-Matic, que calcula y muestra la clasificación de un atleta en el mismo instante en que cruza la meta.

1988 Olímpicos de Invierno en Calgary: los primeros con cronometraje informático, almacenados en una base de datos.

1992 Olímpicos de Invierno en Albertville: OMEGA Scan “O” Vision, medición digital de tiempos en centésima de segundo.

2006 Olímpicos de Invierno en Turín: creación de transponedores a los tobillos de patinadora de velocidad para la aceleración súbita, desaceleración y velocidad en curva de cada patinador.

2010 Olímpicos de Invierno en Vancuver: sistema electrónico de salida, el Electronic Start System, dispositivo aerodinámico y futurista, compuesto por un flash electrónico y un generador de sonido.

OMEGA-Measurement-Unit-for-bobsleigh_1

2014 Olímpicos de Invierno en Sochi: OMEGA Measurement Unit: velocidad y aceleración en bobsleigh, montada en cada bobsleight, debutará en Sochi para la medición de velocidades en dicha competencia, información sumamente valiosa para cada competidor. Velocidad máxima, velocidad promedio y total, además de las diferentes velocidades de acuerdo al cambio de ángulo del “trineo”.

Igualmente, debemos destacar los instrumentos de medición de OMEGA para “los mortales”, aquellos que miramos “La Justa” desde la televisión y nos asombramos de la tecnología de las mediciones ejecutada por la casa relojera. Ingresa aquí para descubrir las piezas relojeras.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: