RICHARD MILLE, manufactura en el Cantón del Jura

El creciente éxito y la predilección de los amantes de la relojería por las piezas y proezas de Richard Mille, ha decantado en una “revolución lógica”; el siguiente paso para fortalecer el nombre de la marca entre las manufacturas con más prestigio en la industria. Dicha innovación debe regresar a las raíces de la tradición, que encuentran en el Jura suizo una de las regiones más importantes para la concepción y manufactura de guardatiempos.

El edificio lleva por nombre PROART, mismo que responde a un concepto ultra-contemporáneo de arquitectura desarrollado por el despacho Chavanne, y que exhibirá toda su grandeza específicamente en Les Breuleux a través de 3000 m2 de construcción. La manufactura “extrema”, también contará con la capacidad de desarrollo de las extraordinarias cajas con sello “RM”, y algunos otros componentes del movimiento como las platinas y los puentes.

El nuevo espacio se inscribe a la perfección en el proceso de la estrategia de la marca, y permite a la misma posicionarse aún mejor en un segmento de mercado perfectamente adaptado tanto en el ámbito humano como en el logístico.

El nivel técnico de los relojes Richard Mille fabricados en series pequeñas ha aumentado sustancialmente estos últimos años, prueba de ello, el cronógrafo flyback RM 039 Aviación E6-B, un artículo de enorme complejidad técnica y de rendimiento extremo, del que se han producido únicamente 30 unidades. Desarrollar productos con tanta complejidad en cantidades tan reducidas ofrece problemas que requieren de una solución, y la única forma de solventar estas dificultades es construyendo un edificio propio para la manufactura interna de dichos componentes.

 

Richard Mille PROART en Les Breuleux, Cantón de Jura.

Richard Mille PROART en Les Breuleux, Cantón de Jura.

Han sido necesarios más de dos años para la construcción de esta fábrica, que incorpora las últimas innovaciones en materia de protección del medio ambiente, especialmente por los materiales de los que está hecha. Y, aunque algunas de las instalaciones aún están en proceso de finalización, las máquinas ya están en marcha y una treintena de torneros CNC, de controladores y de pulidores están trabajando en sus puestos.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: