s

Premiación Copa Club de Yates Corum

Una de las casas relojeras que cuenta con mayor legitimidad marítima correspondió a dicha herencia mediante una asociación y patrocinio que impulsa a uno de los clubes de yates más emblemáticos del territorio mexicano, se trata de el Club de Yates de Acapulco. Hace apenas un mes (16 de marzo), la competencia dio inicio agrupando a más de 25 veleros para un total -aproximado- de 250 participantes, mismos que habrían de sortear 4 regatas divididas en tres categorías y un overall final.

Copa Club de Yates Corum 2013

Copa Club de Yates Corum 2013

Como al término de toda competencia, la premiación corresponde al momento más esperado, y en esta ocasión no fue la excepción. La cita fue en el prestigioso Club de Industriales de la Ciudad de México, lugar que fungiría como sede de la alianza náutica entre el Club de Yates de Acapulco y la casa relojera, misma que da inicio a una colaboración que promete ser mucho más que un evento aislado, así lo comunicó Ricardo Brockmann, quien no dudó en agradecer a CORUM por el impulso a una copa que vislumbra convertirse en la principal regata del pacífico, y que en un futuro se planea elevar su categoría y echar mano de veleros de 70 pies, además de añadir como travesía previa, una ruta que comprende partir de las costas de San Diego con rumbo a Acapulco, todo ello como parte de la preparación.

Posterior a dicha introducción, Cédric Doffey, Director de Operaciones de CORUM América Latina, señaló la legitimidad de la marca suiza con el deporte de la vela, y anticipó una asociación de varios años, pues la casa relojera desea apoyar tanto a la competencia como al Club de Yates de Acapulco con la finalidad de transformar esta colaboración en la referencia náutica de México.

Herbert Bettinger, Cédric Doffey y Ricardo Brockmann.

Herbert Bettinger, Cédric Doffey y Ricardo Brockmann.

Finalmente Herbert Bettinger, Comodoro del Club de Yates de Acapulco agradeció el apoyo de la marca y particularmente al “hombre que hizo posible dicha asociación”, Cédric Doffey, “queremos mucho y queremos más, mi corazón está en la vela y estamos seguros que el de CORUM también”.

Durante la noche de premiación se entregaron galardones a los tres primeros lugares de las categorías: Cruceros, Clase B y Clase A. Sin embargo el reconocimiento más esperado de la noche se dio al ganador del overall, la embarcación Vincitore comandada por el propio Ricardo Brockmann.

Disfruta de la galería y revive la noche de premiación a cargo de CORUM:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: