Movimientos en Richemont, se despide Lutz Bethge

Uno de los grupos de lujo más importantes a nivel mundial, anuncia tres movimientos estratégicos relacionados. Mr. Lutz Bethge, actual Chief Excecutive Officer de Montblanc Internacional, estará desempeñándose como “Non-Excecutive Chairman and Head of Supervisory Board”, posición que le facultará para fungir como asesor externo de la Maison sobre asuntos estratégicos, lo que indica el retiro de Mr. Bethge del negocio operativo a partir del 30 de junio del presente año. Richemont Group, externa su agradecimiento por la enorme contribución al desarrollo de Montblanc a lo largo de sus 23 años (en diversas funciones) así como a su periodo de mandato y dirección, en los cuales la casa de lujo especializada en artículos de escritura se ha convertido en un actor principal en el ámbito de la relojería, proporcionando un crecimiento continuo significativo. Richemont desea a Lutz Bethge el mejor de los éxitos desde su nuevo cargo.

Mr. Lutz Bethge

Mr. Lutz Bethge

Dando seguimiento a dicha noticia, Richemont Group se complace en anunciar el nombramiento de Mr. Jérôme Lambert, actual CEO de Jaeger-LeCoultre, a la posición de CEO de Montblanc. Sin embargo, Mr. Lambert seguirá desempeñando un importante papel como miembro del “Management Comittee” al que ya pertenecía. La nueva organización en la dirección de Montblanc será efectiva a partir del 01 de julio del presente año, 2013, mientras la posición de Chief Excecutive Officer de “La Grande Maison” será ocupada por Mr. Daniel Riedo, actual “Industrial Director” de Jaeger-LeCoultre.

Mr. Jérôme Lambert

Mr. Jérôme Lambert

Watches World, agradece el trato que Mr. Lutz Bethge tuvo para este medio; diversos momentos y entrevistas harán que siga vigente a través de nuestras páginas. De igual manera deseamos el mejor de los éxitos tanto a Mr. Jérôme Lambert, a la cabeza de Montblanc, como a Mr. Daniel Riedo, flamante CEO de Jaeger-LeCoultre, y –de igual forma– les auguramos el mejor futuro desde su nueva posición.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: