Más que una aplicación, la conexión con tu reloj: ZENITH

ZENITH Justo hoy por la tarde platicábamos con el equipo de Zenith en Le Locle, su sede histórica por los 150 años de vida con los que cuenta la Manufactura, y en ese momento surgió el tema del After Sales Service, que en castellano se traduciría como Servicio Post Venta, no obstante, la plática nos llevó a  hablar de lo que debería ser en realidad, de la conexión entre un automóvil y su dueño, y de cómo el comprador debe llevar a servicio para cambiar: aceite, llantas, frenos, etc, y lo mismo debería resultar con un reloj, pero no…

Desafortunadamente son solo pocos los coleccionistas que compran una pieza y le valoran al nivel que se merece, por lo que Zenith ha creado un plan que le ayudará a entender mucho mejor el porqué de enviar su reloj a servicio de manera periódica cada 3 años.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Resulta que las piezas mecánicas que contiene el calibre son móviles o deben fijar “algo” a “alguna” superficie, etc. Por lo que ante tanta fricción y horas de trabajo sin parar (en comparación de los automóviles), un reloj debe y deberá asistir a servicio. Asimismo, las piezas de alta relojería son en ocasiones difíciles de entender para el cliente, por lo que también podrán ser difíciles de explicar a sus amigos, o difícil de concebir por qué y cómo funcionan. Es por ello que la aplicación está disponible tanto para Android como para iPad, es de fácil descarga y realmente beneficiará a usted, estimado coleccionista, en la manutención y entendimiento de su reloj.

El equipo de Zenith ha programado una serie de preguntas y respuestas comunes, así como un glosario de términos y la descripción de los módulos “Gyroscopic”, el de la ecuación del tiempo, el de un repetición de minutos o un tourbillon. Finalmente le mencionamos que la aplicación está disponible en: Apple Store y Google Play a partir de… ¡¡¡Ya!!! Búscala como Zenith Watches – The Experience.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: