LONGINES, promueve el talento

Captura de pantalla 2014-02-11 a la(s) 13.12.04La casa de relojería asentada en Saint Imier ha dado nuevas y buenas noticias, específicamente interesante para los jinetes/jockeys  amateurs. Este 11 de febrero, se anuncia la colaboración con la Fédération Internationale des Gentleman-Riders de des Cavalières, que aúna 25 países y, que tiene por objetivo, promover el desarrollo de las carreras internacionales para los jinetes aficionados.

Longines fungirá el papel de Socio y Reloj Oficial de la FEGENTRI, brindando su “activo” más importante a los eventos organizados por éste: su marca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Esta nueva colaboración es una señal importante de reconocimiento para todos los miembros de nuestra federación. Longines es patrocinadora de numerosos eventos en el mundo a nivel profesional. Estamos muy felices de esta asociación para los campeonatos mundiales de jinetes aficionados”: Nathalie Bélinguier, Presidenta de la FEGENTRI.

Por su parte, Walter Von Känel, Presidente de Longines indicó: “Esta colaboración nos permite añadir una nueva dimensión a nuestra pasión por los deportes ecuestres. Opinamos que el hecho de apoyar a los jinetes aficionados corresponde totalmente a nuestro slogan: –Elegance is an attitude–. Somos muy felices de unir nuestro nombre a la Fegentri”.

La FEGENTRI organiza dos campeonatos del mundo, uno para las amazonas y otro para los jinetes, que tienen lugar en 17 países de Europa, América del Norte, Asia y África, en algunos de los hipódromos más prestigiosos del mundo. Los mejores jinetes aficionados de cada país miembro son elegidos para participar. Los jinetes aficionados provienen de panoramas muy variados y todos tienen un trabajo a tiempo completo al margen de su compromiso con las carreras. Los campeonatos, el Longines World FEGENTRI Championship for Gentlemen Riders y el Longines World FEGENTRI Championship for Lady Riders se componen de una serie de carreras planas y carreras de obstáculos.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: