Ya no observas al tiempo, el tiempo te observa a ti: Skull Maori de HYT

Screen shot 2015-11-12 at 11.37.58 PM

No cabe duda, la propuesta relojera y creativa de HYT está a todo lo que da en la recta final de este 2015. En esta ocasión nos presenta una interpretación de uno de sus modelos más exitosos al que dotó de una personalidad realmente singular.

Hemos sido testigos de cómo la calavera que se aprecia en el modelo Skull de HYt llamó la atención de propios y extraños desde el primer minuto de su lanzamiento, ahora se deja ver con un diseño más poderoso y llamativo básicamente porque personifica y al mismo tiempo rompe con todo lo que HYT representa. Es provocador, único y tiene un diseño audaz con el apoyo de la mecánica de fluidos que se ha convertido en la firma de la marca. El Skull habla por sí mismo. Su desarrollo, sin embargo, era todo menos obvio.

Para el desarrollo de la nueva versión Skull Maori los creadores evaluaron cuál era la fuerza que los impulsaba, el director artístico de HYT Xavier Casals discutió el deseo de enfatizar aún más la forma de la calavera mediante el uso de un raro y tradicional grabado a mano. La incorporación del tatuaje tribal maorí, a menudo asociado con una calavera, fue también parte integral del concepto.

El dominio de la relojería hidromecánica

El uso de un fluido para actuar como el marcador de hora es un concepto dominado por HYT, sin embargo, cualquier cambio significativo en la forma de los relojes requiere de un trabajo exhaustivo. El tubo que rodea a la calavera, y que mide menos de un milímetro de diámetro, fue un reto importante. La cuestión se centró en los cuatro ángulos de la capilaridad, dos de los cuales están a casi 90° de la base. Estas curvas requerían doblar el vidrio, lo que es una tarea particularmente delicada.

BandeauSkull

Retomando la esencia del tiempo

En línea con la imagen primitiva de la calavera, HYT también decidió acabar con los minutos. Esta decisión audaz tiene dos consecuencias. En primer lugar, cambia el enfoque principal del tubo, el único indicador sensorial del tiempo que pasa, y en segundo lugar, permite centrar toda la atención en el diseño arquitectónico de la pieza, ya que la calavera ocupa casi toda la superficie de la carátula. Del mismo modo, y marcando un contraste con sus otras piezas, HYT eligió ocultar casi por completo el movimiento colocándolo un lado de la carátula.

Para dar vida a la calavera, HYT introdujo una serie de nuevos desarrollos. En primer lugar, los dos fuelles verticales funcionan continuamente –es su sutil expansión y contracción la que hace que el fluido se mueva.

Además, los ojos tienen vida propia. El ojo derecho indica la reserva de marcha. Utilizando una serie de inserciones translúcidas sutiles, el ojo se oscurece gradualmente a medida que la pieza se acerca al final de sus 65 horas de energía. El ojo izquierdo esconde un disco –apenas visible por uno segundos–que gira continuamente. En realidad únicamente tiene que mirar al Skull a los ojos para percibir su espíritu y la vida, que fluye en su corazón. En ambas cajas, el sutil patrón de panal de abeja se observa como fondo añadiéndoles profundidad a los ojos.

Los cambios en esta versión no se limitan al movimiento, se adiciona una caja de 51 mm. El único botón de la corona, que ajusta el tiempo, se encuentra entre las dos y tres horas. El protector de la corona fue eliminado y se le añadieron inserciones laterales a la caja, lo que permitirá múltiples combinaciones futuras.

El Skull Maori se ofrece en una versión limitada a 15 piezas.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

One Comment

  1. Luis aaron 13 noviembre, 2015

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: