Victorinox I.N.O.X. Titanium, más ligero, más resistente

Victorinox I.N.O.X. fue desarrollado para rendir homenaje a los 30 años de la firma –reconocida por sus navajas– haciendo relojes.

Asimismo, los 130 años de la Casa como tal, y verdaderamente este modelo ha sido un suceso. Tanto que la firma exploró diferentes materiales para la construcción de su caja “indestructible”, y destaca el titanio que, en esta ejecución enmarca una carátula verde olivo con indicaciones en rojo para destacar su estilo militar. En el interior vibra un calibre regulado por cuarzo, desarrollado en Suiza.

 

Cual si se tratara de un reloj con superpoderes, este guardatiempo no se rompe, no se quema, no le da frío y resiste lo que otros no pueden… INOX surge como la respuesta a la excelencia y prestaciones amplificadas al servicio de indicar el tiempo (horas, minutos, segundos y fechador) mediante una seguridad a prueba de prácticamente todo, desde un tanque, hasta un ciclo brusco de lavado, pasando por enfriamiento y calor acelerado.

Asimismo puede perdurar luego de someterse a temperaturas que oscilan entre los -51 ° C y los 71 ° C, además de fuerzas de aceleración de hasta 12 G. Su nombre es INOX, en honor al máximo invento de Victorinox durante el siglo XX: el acero inoxidable, al que presume al tiempo que deja ver su estética fluida y elegante, ideal para un traje corporativo, look previo al del fin de semanaoutdoor. Esto se logra tras la incorporación de una coraza mejor conocida como “bumper”, la cual ofrece protección adicional, sí, aún más, pues todas las pruebas fueron realizadas ante la ausencia de ésta.

Con todo esto, INOX es el nuevo TODOTERRENO de la relojería suiza, pero ahora con traje rojo, lo cual le hace ver genial.

Datos técnicos: caja reforzada de acero inoxidable con 43 mm de diámetro, cristal de zafiro con triple tratamiento antirreflejos, hermeticidad de 200 m, fondo atornillado de acero inoxidable y movimiento Ronda 715 Swiss Made de cuarzo.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: