Viajeros en el tiempo

Baselworld 2012 no fue la excepción, debido a que la Manufactura -ubicada en las montañas de Jura- presentó un nuevo hito tecnológico/funcional dedicado a los viajeros frecuentes: el Transocean Chronograph Unitime.

Dotado de un nuevo y patentado mecanismo, íntegramente desarrollado y fabricado en los talleres de Breitling, el novedoso cronógrafo indica en todo momento y simultáneamente la hora en los 24 husos horarios. Dicha innovación permite que el viajero corrija con un solo movimiento todas las indicaciones girando simplemente la corona al llegar a su destino.

Despegue

El novedoso calibre 05 reinventa el mecanismo de hora universal dotándolo de un sistema de ajuste sin precedentes. Dos discos móviles, uno de 24 horas y otro con los nombres de las 24 ciudades -correspondientes a los 24 husos horarios-, facilitan la legibilidad de la hora local.

Aterrizaje

Cuando el usuario cambia de huso horario sólo tiene que tirar de la corona y girarla hacia delante o hacia atrás por saltos de una hora para corregir con un solo movimiento la aguja de las horas, el disco de las ciudades y el disco 24 horas, mientras el calendario se ajusta automáticamente a la fecha correspondiente a la zona horaria local.

El Transocean Chronograph Unitime conjuga innovación técnica y estética de alta gama, además de distinguirse por sus líneas modernas y depuradas así como por el minucioso cuidado de los detalles. Las diferentes configuraciones hacen de la pieza un objeto personal de acuerdo a sus preferencias y necesidades.

 

Transocean Chronograph Unitime soldat 1

Transocean Chronograph Unitime Soldat

Calibre: 05 manufactura Breitling

Movimiento: automático de alta frecuencia

Frecuencia: 28,800 a/h

Reserva de marcha: 70 h

Joyas: 56 rubíes

Funciones: hora, minutos y segundos; fechador, hora universal y cronógrafo

Caja: 46 mm de acero / Cristal: zafiro convexo antirreflejos doble cara

Carátula: blanco polar

Correa: acero trenzado Ocean Classic

Hermeticidad: 100 metros.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: