Vacheron Constantin Maître Cabinotier Astronomica

Vacheron ConstantinGeneralmente hablamos de relojería mecánica, pero en esta ocasión, hablaremos de altísima complicación, de una historia superior a dos siglos de saber hacer, y de dos palabras que forman parte del más alto escalón de la horología suiza y mundial: Vacheron Constantin.

Sus colecciones no solamente son preciosas, sino precisas y realmente cuidadas, su equipo cuida el patrimonio de la Manufactura y con base en él continúan desarrollando un mensaje exclusivo para coleccionistas. Fundada en 1755 en Ginebra,  por Jean-Marc Vacheron, Vacheron Constantin es la Casa más antigua de relojería con producción ininterrumpida, razón por la cual puede exhibir un expertise sumamente particular, dominante y que emociona al más exigente de los coleccionistas, tal como está a punto de suceder con usted, estimado lector.

Maître Cabinotier Astronomica

Miniaturización de manufactura basada en el calibre de carga manual 2755-B1, que reúne 15 complicaciones realmente Vacheron Constantindifíciles de mostrar: repetición de minutos, tourbillon, calendario perpetuo, indicador de reserva de marcha, ecuación del tiempo, hora de salida del Sol, hora de puesta de Sol, carta celeste, edad y fases de la Luna, tiempo Sideral, estaciones y signos del zodiaco.

Fácil de enlistar, no tanto de construir, pues al interior de 33.9 mm de diámetro y 12,15 mm de espesor se debe plantear un escenario compuesto por 839 componentes que, en principio, entregue la energía suficiente a tal cantidad de indicadores, pero que además lo haga durante un periodo prolongado: 58 horas de autonomía a un ritmo de 18,000 alternancias por hora. El segundo problema, ya que se logró incluir tanta complejidad, será el de mostrar y manipular las funciones anteriormente señaladas, lo que se logra gracias a una corona de dos posiciones para las horas y minutos, tres pulsadores de corrección en la caja y una corona suplementaria –a rosca– con pulsador para modificar la bóveda celeste, todo ello sellado con el prestigioso Poinçon de Genève y albergado al interior de una caja de oro blanco de 18 quilates de 44 mm de diámetro, a la que corresponde una referencia del tipo “Pieza única” con referencia: 80174/000G-9995.

Ahora bien, el desafío de esta altísima Gran Complicación resulta la primera representación de una nueva y exclusiva gama de modelos que siguen las pautas de los cabinotiers ginebrinos del siglo XVIII. Inspirado en el Tour de l´Ille presentado en 2005 como homenaje a los –primeros– 250 años de la Manufactura, esta pieza exhibe la riqueza adquirida en este tiempo, y eleva el listón de las altas complicaciones al interior de un universo tan pequeño, que además lúdicamente entregan información Astronómica, ciencia ligada con el fenómeno del tiempo, sino es que estamos hablando de un mismo concepto.

Vacheron Constantin

Asimismo, una de las proezas conseguidas por Vacheron Constantin es la posibilidad de mostrar 11 del total de las complicaciones en un mismo lado de la carátula, lo cual sugiere un reto técnico histórico y, por si esto no fuera suficiente, la que es considerada como la madre de las complicaciones (sonería) cuenta con un regulador centrípeto para evitar el desgaste del mismo, dicho mecanismo permite regular la duración de la secuencia musical, a fin de asegurar que las notas que repican para las horas, los cuartos y los minutos son melodiosas y distintivamente audibles cuando los martillos golpean los timbres de la sonería, mientras que el torbellino rota al interior de una jaula cruz de malta a medida de 60 segundos por lo que se le ha incorporado la indicación de los segundos, mientras que el calendario perpetuo necesitará un ajuste cada 400 años.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente, y al mirar el anverso de la caja, podemos descubrir la maravilla del espacio gracias a sus cuatro complicaciones astronómicas: carta celeste, tiempo Sideral, solsticio y equinoccio, fase y edad de la Luna, además del reconocimiento de las estaciones y los signos del Zodiaco, sumando en total funciones que determinan el universo relojero dominado por Vacheron Constantin.

En el marco de la segunda edición de Watches & Wonders, Vacheron Constantin nos sorprende nuevamente con una pieza llena de tradición relojera, pero que sobrepasa los límites de lo imaginable en términos de complejidad y miniaturización, sin duda una pieza para recordar y reconocer la maestría de la Manufactura ¡Enhorabuena!

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: