Un nuevo capítulo en la historia del tiempo

WW-PRIMAVERA 2011. Montblanc ha desarrollado, en conjunto con la Manufactura Erwin Sattler, un exclusivo reloj de mesa de 33 cm de alto, 33 cm de ancho, 22 cm de profundidad y 19 kg de peso. Esta singular pieza muestra en su cara frontal la hora, un cronógrafo con mecanismos separados y una caja de cuerda, preprogramada para los cronógrafos de pulsera automáticos de la línea Nicolas Rieussec.

El majestuoso ensamble se encuentra resguardado dentro de una caja de metal con acabado satinado de tallado vertical, que a su vez está protegido por un domo de cristal.

Un sofisticado cronógrafo automático de pulsera en oro rosa de 18 quilates de la edición limitada Montblanc Nicolas Rieussec Cronograph Automatic, completa el ensamble que se da a conocer en una edición limitada a 19 ejemplares.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: