Ulysse Nardin Lady Marine Chronometer, el tesoro del océano

No existe nada más atractivo que una mujer inteligente, segura de sí misma, bella y exitosa. ¿Y qué mejor que un reloj que vaya perfecto con estas características? El nuevo Ulysse Nardin Lady Marine Chronometer combina el poder de un instrumento marino con la elegancia clásica y la esencia deportiva dentro de una caja de 39 mm de diámetro en acero inoxidable u oro rosa de 18 quilates.

Su calibre de carga automática UN-118 desarrollado in-house fue concebido bajo estándares de alto rendimiento y calidad que en conjunto ofrecen una reserva de marcha de 60 horas. La precisión es uno de los motores de la referencia y por ello incorpora un corrector de fecha permite hacer ajustes hacia delante o hacia atrás sin afectar su funcionamiento.

La carátula de nácar provee a la pieza de delicadeza, al igual que sus números romanos que representan las horas. El indicador de reserva de marcha está situado a las 12 en punto mientras que el contador de segundos a las 6 horas. Al girar la pieza es posible apreciar el impecable movimiento a través de su fondo abierto.

El cronómetro se sujeta a la muñeca por medio de una correa de caucho o piel con elementos de oro o titanio para recalcar una vez más la exclusividad de la referencia. Con una hebilla desplegable se garantiza el ajuste perfecto.

Para una mujer que disfruta de la adrenalina de deportes acuáticos como surf, paddle y más, este reloj es el complemento perfecto, pues con una hermeticidad de 100 metros bajo el agua es la herramienta más adecuada para explorar aguas profundas. Su corona atornillada de caucho evita la entrada de líquidos además de facilitar el manejo de la pieza.

Delicado y repleto de estilo, el Lady Marine Chronometer es el compañero imprescindible para aquellas que disfrutan de la feminidad, la exclusividad, el deporte y el alto rendimiento.

Acerca de 

Defiendo mis ideales con convicción. Lo que más me apasiona en la vida es escribir, pues considero que es una forma de plasmar mis pensamientos y hacerlos trascender.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: