Ulysse Nardin, el perpetuo recibe movimiento in-house

Captura de pantalla 2014-02-21 a la(s) 11.01.44

Cuando Patrick Hoffmann indicó que transformaría a Ulysse Nardin en una manufactura no estaba bromeando, y vaya manera de sustentar dicho comunicado. Todavía recuerdo mi primer viaje a Suiza, llegué a Basilea y me trasladé a Neûchatel al día siguiente, allá me recibió la marca y me hospedó en uno de los mejores hoteles de la ciudad. Amaneció y nos trasladamos a la manufactura de Le Locle, en donde descubrimos, en conferencia de prensa, una estrategia coronada por el calibre UN-118, el primer movimiento completamente in-house de la casa relojera con espíritu anclado a la realidad.

Ulysse Nardin Perpetual Manufacture

Ulysse Nardin Perpetual Manufacture

Lo anterior destaca el papel de una manufactura independiente y su lucha por competir en una industria que cada día ve a más casas nacer y formar parte de los grandes grupos relojeros, y no quiero decir que este fenómeno sea incorrecto, por el contrario, la industria debe buscar la manera de permanecer unida y fortalecer la razón del Swiss Made y el concepto de alta relojería, pero sí llama la atención y resalta la labor de emprendedoras con Ulysse.

No ha comenzado Baselworld y ya revisamos el calibre UN-334 Dual-Time y –ahora– lo obvio, un calendario perpetuo con movimiento propio, que confirma el expertise de la casa para la fabricación de corazones con complicaciones. Como era de esperarse, Ulysse dota a este movimiento (UN-32) de ajuste para adelante y hacia atrás, e igualmente, sus ruedas y engranes disciernen de manera “inteligente” entre los meses de 30 y 31 días, además de ajustarse a los 28 de febrero y el día adicional en el año bisiesto, lo cual exhibe una memoria mecánica de 1,461 días que posibilitará al reloj continuar su marcha sin miramientos de aquí al año 2100 sin necesidad de un solo ajuste de acuerdo al Calendario Gregoriano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahora, si nos trasladamos a la estética de la pieza, podemos destacar que su caja de 43 mm se presenta en oro rosa o platino, con limitación a 250 piezas para el mundo, mientras que la carátula exhibe limpieza, elegancia y sobriedad, permitiendo observar con facilidad cada uno de los indicadores del calendario, e igualmente un sistema GMT o segundo huso horario por aguja. El calibre UN-32, dotado de 48 horas de autonomía por carga automática, es –también– el séptimo en presentarse con respecto al UN-118 y ¿qué creen? Falta ver lo que presentan en Baselworld, así que como dirían nuestros vecinos del norte “we are looking forward for this date”… #WatchesWorld, los relojes de tu vida.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

2 Comments

  1. Marcelo Basta 26 febrero, 2014
  2. Sandor Gama 12 marzo, 2014

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: