TUDOR Fastrider Chrono, enamorado de la libertad

TUDOR es una firma marcada por el deseo de vivir experiencias y la libertad al máximo. Ellos buscan emprender una aventura contemporánea en relación con la naturaleza y es ahí en donde la dimensión estética y el diseño juegan un papel clave en cada una de sus creaciones. Aquellos que se guían por la necesidad de actividad y del deseo de correr riesgos podrán identificarse claramente con el espíritu pionero de la firma, que lleva años concibiendo referencias en  un contexto de aventura moderna con universos como el Fastrider Black Shield o el Heritage Chrono Blue. Todos de personalidad propia, innovación, fiabilidad, relevancia y un gran poder de evocación.

Ahora estos valores de libertad se potencializan dentro del nuevo TUDOR Fastrider Chrono, la más reciente colaboración entre TUDOR y la ya legendaria firma de motocicletas italiana Ducati. Este nuevo aliado de la aventura está inspirado en la esencia inconformista de la Ducati Scrambler, uno de los modelos más emblemáticos de la marca por su mezcla de excelencia técnica con un estilo joven y excitante.

Para el cronógrafo se diseñaron tres carátulas: una en amarillo intenso que representa el color original de la Scrambler, otra en verde oliva para otorgar un aspecto urbano y otra un rojo que es perfecta para los aficionados el estilo retro-chic. Todas con amplia legibilidad, color, versatilidad y fechador a las 4:30 horas.

tudor_fastrider_chrono_m42010n_yellow_green_red_family

Entre las características de las que podrá disfrutar el comprador se encuentra una hermeticidad hasta a 150 metros de profundidad bajo el agua. Dentro de su caja de acero satinado con acabado mate es posible encontrar un calibre 7753 de movimiento automático con rotor unidireccional y reserva de marcha de aproximadamente 46 horas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El bisel cerámico, los pulsadores y la corona están dotados de un tratamiento PVD negro mate para contrastar con el resto de la pieza. El espíritu de la moto está presente en las formas angulosas y opulencia en el detalle del reloj, además de que una de las dos correas disponibles es una interpretación de los asientos de cuero repujados tan característicos del vehículo, mientras que la otra opción está elaborada con caucho negro mate para un estilo más conservador.

La historia de ambas firmas comenzó en 2011, cuando TUDOR y Ducati apostaron por crear una línea técnica y deportiva a la que denominaron Fastrider, y la cual marcaría un nuevo hito al unir la Alta Relojería con el motociclismo a través del diseño y el lenguaje estético basados en la tradición y la tecnología.

Acerca de 

Defiendo mis ideales con convicción. Lo que más me apasiona en la vida es escribir, pues considero que es una forma de plasmar mis pensamientos y hacerlos trascender.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: