Trilogía de juego – Poker de Christophe Claret

Previo al SIHH de Ginebra, las noticias se comienzan a dar tal como lo esperábamos, no obstante siempre será un placer compartir con ustedes los lanzamientos, fotografías y datos oficiales que las marcas están develando al momento o, mejor dicho: a tiempo. Asimismo queremos resaltar la presentación oficial de Stefan Feltgen como CEO de la casa relojera independiente, una muestra del crecimiento de CC y de la confianza que le otorgan a una persona que se ha desempeñado de manera formidable en la manufactura. Igualmente señalamos que para Baselworld 2014 se da a conocer una pieza que asombrará a la concurrencia, al tiempo que ya tiene nombre el reloj femenino, que dará comienzo a una nueva colección, sumada a los relojes Extreme, Gaming y Traditional.

Poker_White_GoldEl año pasado, esas mismas paredes nos deleitaban con el previo al primer reloj de edición no limitada para Claret, el nombre era tan poderoso como lo fue el modelo en realidad. Un crono monopulsador con timbres catedral para accionar el mecanismo, que además contaba con fuerza constante y se presentaba como una proeza mecánica a la relojería mundial, como todo lo que propone “El Mago”. Llegó el turno de revelar lo que nos prometió la marca hace un año, el tercer miembro de la trilogía de juego, su nombre no era un secreto, no obstante su apariencia y la solución, sí. Así lo explicó CC durante la conferencia de prensa celebrada en el Four Seasons de Ginebra, se trata de una complicación inédita para relojes de este y muchos otros tipos, vemos el mecanismo de timbres catedral adaptado del Kantharos para las acciones del reloj de juego, y al mismo tiempo encontramos enormes posibilidades para poder ejecutar una partida de Texas Hold´em y ruleta (si le damos la vuelta) programada para seleccionar su “lucky number”, mediante una esmeralda.

La solución: planeado como el primero de los relojes de juego, ni el mismo Christophe tenía las matemáticas para hacer posible la mecánica; hace un par de años soñó con la respuesta por lo que notarán que el camino ha sido largo y complicado, déjeme compartirles el ejemplo de dicha dificultad: el reloj combina 32.768 partidas de juego diferentes, es decir, 98.304 para tres jugadores. Las probabilidades de ganar se han calculado de modo que todos los jugadores tengan prácticamente las mismas oportunidades de ganar. Lo que en una partida de poker del tipo Texas Hold´em se resume a lo siguiente: empieza con el reparto de dos cartas cerradas por jugador, es decir, cartas que solo puede ver el propio jugador. Progresivamente se añaden cinco cartas abiertas: tres denominadas flop, después de la primera ronda; una carta adicional, o turn, después de una nueva ronda; y finalmente una última carta, que recibe el nombre de river. Para ganar hay que lograr la mejor combinación posible entre las cartas que recibe el jugador (siete).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hablando de la construcción del movimiento, se trata de un calibre in–house de carga automática, dotado de dos barriletes y reserva de marcha de 72 horas. Para poner en marca, desde el punto de vista de la mecánica relojera, se pulsará el botón ubicado a las 9 h, que arma un resorte que impulsa simultáneamente cuatro discos concéntricos, uno de ellos de zafiro, en los que están grabadas las cartas, en unos instantes, los muelles flexibles inmovilizarán los discos de forma aleatoria (de acuerdo a su suerte), las cartas mezcladas se distribuyen en las 6 h, las 10.30 h y las 2.30 h en ventanillas. Un ingenioso mecanismo de persianas orientadas hace que resulten invisibles para el resto de jugadores, idea surgida a partir de la estética de un automóvil Bugatti Clásico. Posterior a de esta primera ronda, el pulsador situado en las 10 h descubre las cartas flop, que aparecen a la izquierda de la carátula. Otro pulsador situado en las 8 h descubre a su vez la carta turn, situada a la derecha de la carátula. Por último, el mismo pulsador distribuye la carta river, también a la derecha de la carátula, pero no olvidemos que el timbre catedral sonará cada que se accionen los pulsadores de flor, turn y river.

Poker // Movimiento: mecánico automático / Calibre PCK05 / Frecuencia: 28,800 a/h / Reserva de marcha: 72 h / No. de piezas: 655 / Joyas: 72 / Funciones: horas y minutos; dos juegos: poker Texas Hold´em con timbres catedral patentados y juego de ruleta / Caja: 45 mm de oro blanco, oro rosa y titanio grado 5 / Carátula: esquematizada con motivo de cartas; agujas: de rubí rojo y PVD negro con Super-LumiNova®; cinco ventanillas en el tablero, 3 juegos y 2 ventanillas para los jugadores; sistema de persianas rodiado para proteger las cartas d ellos jugadores; reverso: ruleta en tercera dimensión con masa oscilante al descubierto / Correa: piel de cocodrilo color negro. Edición Limitada a 20 ejemplares por configuración.

Poker // Movimiento: mecánico automático / Calibre PCK05 / Frecuencia: 28,800 a/h / Reserva de marcha: 72 h / No. de piezas: 655 / Joyas: 72 / Funciones: horas y minutos; dos juegos: poker Texas Hold´em con timbres catedral patentados y juego de ruleta / Caja: 45 mm de oro blanco, oro rosa y titanio grado 5 / Carátula: esquematizada con motivo de cartas; agujas: de rubí rojo y PVD negro con Super-LumiNova®; cinco ventanillas en el tablero, 3 juegos y 2 ventanillas para los jugadores; sistema de persianas rodiado para proteger las cartas d ellos jugadores; reverso: ruleta en tercera dimensión con masa oscilante al descubierto / Correa: piel de cocodrilo color negro. Edición Limitada a 20 ejemplares por configuración.

Finalmente, la estética de la pieza ha sido cuidada al máximo para presentar la mayor legibilidad al servicio de su intrincado movimiento, que no es un lujo, sino un casino en la muñeca totalmente funcional. Cuatro versiones disponibles: titanio ennegrecido con oro blanco o titanio ennegrecido con oro rosa de 18 quilates; agujas de espinela azul o rubí rojo, cada una de estas cuatro configuraciones estará disponible en 20 relojes, es decir 80 privilegiados gozarán del mundo del Poker en su muñeca.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: