Transocean de Breitling, a 100 años de revolucionar al crono

BreitlingActualmente es sumamente sencillo distinguir a un cronógrafo de un reloj, y es que en su generalidad, los relojes que gozan de este módulo o integran las funciones del crono posibilitan su manipulación mediante dos pulsadores que resguardan la corona, ya sea que ésta se sitúe a las 3 h o las 12 h, es decir las configuraciones habituales en este tipo de reloj deportivo.

Dicho esto debemos apuntar que anteriormente los cronos utilizaban un solo pulsador para ejecutar el start, stop y reset del mecanismo, no obstante, Gaston Breitling propuso separar las funciones del cronógrafo para la fácil y correcta manipulación del mismo, liberando a la corona para realizar –tan solo– las modificaciones de las horas, minutos y, en algunos casos del fechador.

También te puede interesar   El arte de la guerra: Bell & Ross BR-X1 Military

Así pues, en 1915 se crea el primer crono de pulsera de la marca Breitling con dichas especificaciones, ubicando un pulsador a las 2 horas para la puesta en marcha y parada del cronógrafo, mientras que el reset se accionaba desde la corona. También, en 1923 se perfeccionará el sistema, mientras que en el “34 se dará la forma final agregando un segundo pulsador independiente, configuraciones que fueron patentadas por la marca creada en 1884.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Celebración centenaria

Para 2015 encontramos en el Transocean de Breitling una estética derivada de aquellos emblemáticos relojes, por lo que el pulsador situado a las 2 horas recupera por completo la virtuosa y genial idea de la marca, pero además se le activa mediante un calibre in-house (Breitling 14 de remonte manual) con doble rueda de pilares en dos niveles y la fiabilidad técnica característica de la Casa, accionada mediante los mandos del crono articulados (registro de patente). Dicho motor late a una frecuencia de 28,800 alternacias por hora y cuenta con una reserva superior a las 70 h, y está certificado como Cronómetro por el COSC.

También te puede interesar   Montblanc es protagonista de Only Watch 2017

Finalmente en la parte estética debemos mencionar que las grandes cifras árabes ayudan a la visibilidad de todas las indicaciones, mientras que dos totalizadores, pequeño segundero y contador de 30 minutos se sitúan a las 3 y 9 horas.  Asimismo, la pieza está grabada con la leyenda de aniversario y está limitada a 1915 relojes.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: