Tour Auto y Hublot, fusión perfecta

La estrategia de marketing que comenzó el ahora Chairman de Hublot, Jean-Claude Biver, sigue rindiendo resultados y elevando el nivel de conocimiento de la marca alrededor de mundo. Fiel a dicha idea, la firma con sede en Nyon, presenta su más reciente asociación, misma que refuerza su herencia y tradición automovilística, pero ahora desde una diferente perspectiva.

Tour Auto Optic 2000

Tour Auto Optic 2000

Se trata de una relación que vincula a Hublot con una de las concentraciones de automóviles clásicos más prestigiosas y excepcionales de Europa: el Tour Auto Optic 2000, y para celebrar dicho acontecimiento, Hublot presenta una edición limitada de 100 ejemplares –numerados– que lleva por nombre “Classic Fusion Chrono Tour Auto”.

Hublot Classic Fusion Chrono Tour Auto Limited Edition // Movimiento: cronógrafo automático / Calibre: HUB 1143 / No. de piezas: 280 / Rubíes: 59 / Caja: 45 mm de titanio pulido y satinado / Cristal: zafiro antirreflejante / Correa: piel de becerro perforada en color blanco cosida sobre caucho / Hermeticidad: 50 metros.

Hublot Classic Fusion Chrono Tour Auto Limited Edition // Movimiento: cronógrafo automático / Calibre: HUB 1143 / No. de piezas: 280 / Rubíes: 59 / Caja: 45 mm de titanio pulido y satinado / Cristal: zafiro antirreflejante / Correa: piel de becerro perforada en color blanco cosida sobre caucho / Hermeticidad: 50 metros.

"El automóvil excepcional o de colección suele representar simplemente la búsqueda del juguete del niño con el que el adulto puede perseguir sus sueños infantiles. Definitivamente es esta dimensión emocional la que tiene un valor auténtico y la que representa el significado real del automóvil de colección. El automóvil y el reloj pertenecen al mismo mundo: el mundo de los sueños y de los juguetes": Jean-Claude Biver, Chairman de Hublot.

“El automóvil excepcional o de colección suele representar simplemente la búsqueda del juguete del niño con el que el adulto puede perseguir sus sueños infantiles. Definitivamente es esta dimensión emocional la que tiene un valor auténtico y la que representa el significado real del automóvil de colección. El automóvil y el reloj pertenecen al mismo mundo: el mundo de los sueños y de los juguetes”: Jean-Claude Biver, Chairman de Hublot.


"Quiero dar la bienvenida a Hublot, un nuevo socio de prestigio. Me complace ver la asociación del Tour Auto Optic 2000 con esta marca emblemática dentro de su ámbito de excelencia. Esta unión reafirma el atractivo de nuestro acontecimiento. El mundo de la relojería y el del automóvil son dos ámbitos con muchos denominadores comunes y, en el caso concreto de Hublot, estoy seguro de su implicación total, ya que conozco la pasión de Jean-Claude Biver por la hermosa mecánica de los automóviles. Y por ello le esperamos en el Tour Auto Optic 2000 al volante de uno de sus vehículos favoritos": Patrick Peter (Peter Auto)

“Quiero dar la bienvenida a Hublot, un nuevo socio de prestigio. Me complace ver la asociación del Tour Auto Optic 2000 con esta marca emblemática dentro de su ámbito de excelencia. Esta unión reafirma el atractivo de nuestro acontecimiento. El mundo de la relojería y el del automóvil son dos ámbitos con muchos denominadores comunes y, en el caso concreto de Hublot, estoy seguro de su implicación total, ya que conozco la pasión de Jean-Claude Biver por la hermosa mecánica de los automóviles. Y por ello le esperamos en el Tour Auto Optic 2000 al volante de uno de sus vehículos favoritos”: Patrick Peter (Peter Auto)

El diseño de la carátula resalta gracias a las bandas verticales color azul marino y rojo, al tiempo que su diseño incorpora dos contadores -a las 3 y a las 9- para la indicación de los segundos y minutos, respectivamente, adicionalmente exhibe una ventanilla para la fecha a las 6 horas. Dicha configuración se adapta de manera inmejorable a la muñeca de su afortunado poseedor gracias a una correa fabricada en piel de becerro color blanco cosida sobre caucho con costuras en tonalidades a juego con el conjunto.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: