Todos a volar con el nuevo Big Crown ProPilot Altimeter de Oris

Hace 75 años, Oris creó su primer reloj de pilotaje, ya que desde las primeras décadas del siglo XX, el mundo del tiempo y la precisión ha sido estrechamente relacionado con la aviación. Al igual que los primeros aviones, soportes de navegación aérea eran muy básicos y esto dejó claro que resultaba necesario un instrumento de medición fiable para un mejor desempeño en las misiones aéreas.

Hoy la firma presenta la referencia de pilotaje más innovadora de su historia con el nuevo Oris Big Crown Pro Pilot Altimeter, el primer reloj mecánico del mundo con altímetro mecánico, mismo que representó un desafío para los ingenieros de la firma pues este requería de una aguja ligera y pequeña pero rígida para señalar valores exactos, por lo que fue creada de fibra de carbono laminado para hacerla 10 veces más firme y siete veces más ligera que la aguja normal del reloj.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La referencia fue forjada a través de 110 años de historia y desarrollada para servir como instrumento de alto rendimiento para pilotos, montañeros, exploradores y científicos que trabajan en altura. En ella, Oris patentó un nuevo ajuste de altímetro y ventilación a través de la corona que impide la entrada de humedad al reloj gracias a una membrana de PTFE que crea un barrera.

Dentro de su robusta caja de 47 mm en acero se alberga un movimiento automático Oris, un altímetro barométrico mecánico suizo y un movimiento barómetro. El Big Crown ProPilot Altimeter tiene dos coronas, una de estas –situada a las 2 horas– permite ajustar la hora y fecha además de dar cuerda al reloj, otorgando una reserva de marcha de 38 horas.

La segunda –visible a las 4 horas– activa el altímetro, y cuando está enrosacada en la ‘Posición 0’, este permanece inactivo y el reloj es hermético hasta a 100 metros. Cuando la corona se desenrosca a la ‘Posición 1’, el altímetro se activa, y cuando se extrae a la ‘Posición 2’, este puede ser calibrado.

Al ajustarse, el reloj exhibe la altitud por medio de una indicación amarilla y la presión del aire mediante una de color rojo, mientras que la escala de este mismo valor se encuentra en el anillo exterior de la carátula e indica la distancia hasta 4,500 metros. La escala de la presión del aire está disponible entre la escala el altímetro y la carátula central.

El  Oris Big Crown ProPilot Altimeter fue desarrollado completamente para ofrecer un instrumento de alto rendimiento para pilotos. La referencia está inspirada en aquellas de 1938, cuando la firma ya se dedicaba a crear relojes fiables, precisos e industrialmente manufacturados, lo que ha convertido a la firma en una de las primeras elecciones de los pilotos y del público aficionado de las aventuras aéreas.

La historia de Oris y la aviación

-A principios del siglo XX, los relojes de bolsillo eran sumamente populares, sin embargo, resultaban poco prácticos para los pilotos.

-Después del incremento de la aviación, los relojes pulsera ganaron popularidad.

-En 1938, Oris ya era influyente en el mundo de la aviación y su referencia Big Crown Pointer Date de 1938 fue pionero por su gran tamaño de corona y función pointer date.

-Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, el Oris Flight Timer 1945 LE se posicionó como una de las favoritas del gremio.

-Los pilares de la colección de relojes de aviación de Oris incluyen el Big Crown (lanzado 76 años atrás), el BC3 (1999) y BC4 (presentado por primera vez en 2008).

-En 2009, el BC4 obtuvo el prestigioso premio Red Dot Design.

-En 2014, la colección Big Crown ProPilot vio la luz, una serie de relojes mecánicos diseñados para hacer frente a la vida en cabina.

oris-pro-pilot-altimeter1

Acerca de 

Defiendo mis ideales con convicción. Lo que más me apasiona en la vida es escribir, pues considero que es una forma de plasmar mis pensamientos y hacerlos trascender.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: